Comparte esta noticia

García Rojas cree que los registros de la vacunación son el mayor escollo para que la farmacia pueda vacunar

CARLOS ARGANDA  |    25.09.2022 - 10:33

La farmacia “es el ámbito ideal para desempeñar un papel clave en vacunas”. Así lo afirmó el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, durante la sesión ‘Vacunación de la gripe. Colaboración de la Farmacia’ que ha tenido lugar en el marco del 20 Congreso Nacional Farmacéutico celebrado en Sevilla.

García Rojas puso el acento en el amplio conocimiento que los farmacéuticos tienen sobre la salud de los ciudadanos debido a su amplio contacto y cercanía. Por ello, consideró que la farmacia “es un ámbito fundamental para establecer criterios educativos” en materia de vacunas. No obstante, con respecto a la actividad de administración de las vacunas en sí, como ya se hace en otros países europeos, el presidente de la AEV planteó dos cuestiones que él considera que hay que salvar. Por un lado, la posibilidad de aparición de reacciones anafilácticas y, por otro, la necesidad de registrar todo lo relacionado con las vacunas.

Las afirmaciones de García Rojas fueron rebatidas durante el turno de debate por la farmacéutica sevillana, experta en vacunas y vocal de la propia AEV, Rosario Cáceres. Esta farmacéutica planteó que, después de lo visto en la covid-19, donde se ha vacunado en el propio coche de los ciudadanos o en los innumerables casos en que las enfermeras acuden a vacunar a los colegios con un simple kit de adrenalina, no se puede decir que la farmacia, con todo el arsenal terapéutico al alcance, no sea un lugar idóneo. Respecto de los registros, también cabe decir que durante la covid, los farmacéuticos han mantenido registros tanto de dispensación de mascarillas o test o, incluso en algunas comunidades autónomas, han emitido certificados con validez europea tras un test de antígenos. Solo es necesario desarrollar el aplicativo o darles acceso a la historia clínica, como por otro lado llevan demandando tiempo.

En cualquier caso, García Rojas consideró necesario “regular y articular qué hacer en caso de que ocurra una reacción anafiláctica” e insistió en que la cuestión de los registros “es lo que más” le preocupa y donde debe trabajarse más.

La política vacunal, clave

Previamente al debate sobre el papel del farmacéutico en la vacunación, García Rojas destacó que lo importante en esta materia no es en sí el medicamento, sino todo el proceso que permite que la vacuna llegue a ser administrada de forma efectiva a los pacientes. “La vacuna en la nevera no salva vidas”, ejemplificó. A este respecto, puso como elemento clave la política de vacunación que permite disponer de vacunas y, además, llegar a administrarlas de forma segura y efectiva a los beneficiarios. En relación con esta política, el presidente de la AEV también planteó que echaba de menos la visión de los farmacéuticos en la Ponencia de Vacunas. 

Por otro lado, este experto expuso algunos de los problemas a los que los sistemas sanitarios deben enfrentarse hoy en día, de forma especial, en los países desarrollados, en lo que definió como las “paradojas de la vacunación”, que da lugar a que sea en estos países donde se cuestionan más los beneficios de las vacunas.

Para luchar contra estas paradojas, además de los bulos que proliferan en relación con las vacunas, García Rojas reclamó guiarse exclusivamente por la ciencia y el sentido común para afianzar el valor de las vacunas. 

En relación con algunas cuestiones que periódicamente se saltan al debate público, como es la obligatoriedad, aunque planteó su apuesta por la voluntariedad en la vacunación sí que consideró necesario establecer excepciones, como en el caso de los profesionales sanitarios. A este respecto, señaló que “si a un tatuador se le exige estar vacunado frente a hepatitis B, ¿cómo es que no es obligatorio para un cirujano?”

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments