Comparte esta noticia

Fharmaverso; un mundo virtual para la farmacia hospitalaria

Rocío Vázquez, Alberto Onteniente y Teresa Molina, farmacéuticos del Hospital Universitario de Getafe, que están desarrollando el proyecto.

DIARIOFARMA  |    02.12.2022 - 11:00

El metaverso es un mundo virtual al que el usuario accede a través de su ordenador o app móvil, acompañado de un dispositivo especial, generalmente unas gafas 3D y donde puede actuar en función de sus intereses.

Acercar ese mundo a la farmacia hospitalaria es el objetivo de Fharmaverso, un proyecto aún en desarrollo en el que está trabajando Rocío Vázquez, Alberto Onteniente y Teresa Molina farmacéuticos del Hospital Universitario de Getafe y que tiene por objetivo acompañar al paciente una vez que se encuentra en tratamiento domiciliario.

“Hemos detectado una falta de apoyo y acompañamiento al paciente en su domicilio, entre ellas a la hora de la manipulación de los dispositivos de administración subcutánea y parenteral, de los medicamentos que le damos desde el servicio de farmacia”, asegura Vázquez quien además añade que actualmente “no podemos estar totalmente seguros de que todos los pacientes en sus casas se están administrando la medicación correctamente”.

Para esta farmacéutica, “aunque se han dado ya pasos para mejorar la atención farmacéutica a través del uso de internet y nuevas tecnologías, como la telefarmacia o algunas apps de domicilio”, a la hora de la verdad “realmente los pacientes necesitan que estemos cuando nos necesitan”.

Como respuesta a esta necesidad ha surgido el proyecto Fharmaverso, “lo que queremos es trasladar la atención farmacéutica desde el hospital al domicilio del paciente, intentando además a través de una atención farmacéutica on line, humanizar esa atención”.

Fharmavero  desarrolla un entorno de realidad virtual en el metaverso para acompañarles especialmente en el proceso de enfrentarse por primera vez a la administración de los fármacos en su domicilio, sobre todo aquellos que requieren de una manipulación previa, ya sea a través de vía parenteral o subcutánea. “Lo que queremos es crear un espacio virtual que simule como un espacio sanitario donde el paciente accede a distinto contenido, tanto formativo, como informativo e interactivo”, asegura la farmacéutica.

En este espacio el paciente “podrá descubrir lo que sabe sobre su patología, conocer su tratamiento y simular y practicar la administración de su medicamento en 3D con un entrenamiento que muestre los errores, antes de enfrentarse por primera vez a su administración real”.

Desde este espacio también se promocionará que el usuario “pueda participar en actividades interactivas sobre hábitos saludables, obtener resultados en salud, manejar comorbilidades, e incluso podríamos llegar a identificar otros problemas de salud asociados, como depresión o ansiedad del paciente que podamos derivar en aquellos casos que sea necesario a los especialistas correspondientes”.

El metaverso “nos ofrece una interacción en directo con otras personas, ya sea con el farmacéutico en una consulta virtual para hacer las visitas de seguimiento de los pacientes o para ver cómo les ha ido la primera administración pero también interaccionar, o con otros pacientes que tengan su misma patología e inquietudes o ponerse en contacto con asociaciones de pacientes”.

Vázquez explica que “hemos realizado una encuesta a los pacientes sobre todo para ver cuáles son sus problemas a la hora de enfrentarse a la primera administración del fármaco en su casa y les hemos preguntado también si creen que la realidad virtual programada a estas características les podría ayudar y servir”, explica la farmacéutica, quien añade que hasta el momento “los pacientes muestran que esta iniciativa tendría una buena acogida”.

El programa, finalista en los proyectos del Foro de Innovación de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), está iniciado su desarrollo. “Nos hemos puesto en contacto con empresas expertas en metaverso”, explica Vázquez para generar ese espacio virtual, si bien la farmacéutica asegura que el proyecto “resulta ambicioso” y requerirá de financiación, especialmente para la producción del contenido y en los dispositivos para acceder a la realidad 3D, “aunque ya hemos visto soluciones muy asequibles en el mercado”, asegura.

El primer paso según explica la farmacéutica es “crear ese espacio virtual como esqueleto inicial y la consulta con el paciente”, explica, “en fases sucesivas iremos añadiendo contenido por patologías, empezando con las que tendrán mayor repercusión en los pacientes e ir avanzando, poco a poco”, asegura.

 


Síguenos en redes sociales




guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments