Comparte esta noticia

“Sin patentes no hay avances científicos”

S29/7/22 SANTANDER XVI Seminario de la OEPM, O.A. El futuro de la propiedad industrial, a la luz de los 30 años de la Oficina Española de Patentes y Marcas José Antonio Gil Celedonio FOTO: Juan Manuel Serrano Arce

BELÉN DIEGO  |    04.08.2022 - 19:06

“Es importante recordar que sin un sistema de patentes sería imposible producir avances científicos”, ha declarado José Antonio Gil Celedonio, director de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y director del XVI Seminario de la OEPM. El futuro de la propiedad industrial, a la luz de los 30 años de la Oficina Española de Patentes y Marcas, que se ha celebrado en el Palacio de la Magdalena de Santander como parte de la programación de los Cursos de Verano 2022 de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El representante de la OEPM ha señalado que se ha registrado un incremento en el número de solicitudes de patentes y marcas en todo el mundo, y ha afirmado que estamos en un mundo que cada vez utiliza más la propiedad industrial.

El sistema de patentes tiene que ser equilibrado, ha añadido. Ese equilibrio significa conceder a empresas, instituciones públicas y privadas que investigan; que invierten mucho dinero y esfuerzo para desarrollar nuevas invenciones; y que dan soluciones a los problemas de la vida, suficientes incentivos para que lo sigan haciendo.

A su vez, recuerda que en muchos de estos casos hay que tener en cuenta que las invenciones son de utilidad pública y por tanto tienen que comercializarse a un precio que permita que llegue a muchos países y capas sociales.

El debate sobre este equilibrio en el mundo de las patentes no es nuevo. Gil Celedonio explica que, de hecho, es un debate tradicional que cobró fuerza con el desarrollo de tratamientos para el VIH.

Sin esta regulación, “las empresas no tendrían ningún tipo de incentivo para producir estos avances porque podrían ser copiados inmediatamente”. En este punto, el planteamiento de este equilibrio “es lo más justo para todas las partes”. Ha razonado que el sistema de patentes puede servir para seguir construyendo “una Europa basada en la creatividad, en el conocimiento y la innovación desde donde competir frente a los gigantes mundiales”.

El debate sobre patentes esenciales aborda el derecho de los titulares de las patentes pero a la vez obliga al establecimiento de precios justos con otros operadores del mercado, ha explicado.

En el ámbito europeo, el director de la OEPM asegura que “ya se está pensando en cómo regular toda esta cuestión de las patentes esenciales para garantizar un acceso igualitario a esas tecnologías”.

Acerca de esta regulación, Gil Celedonio indica que todavía se encuentra en una fase temprana y que por ahora la Comisión está ahora mismo realizando una ronda de consultas con las oficinas de patentes, los gobiernos y con el sector privado para empezar a tener un marco y ver qué alternativas regulatorias son mejores: “Es un asunto de gran importancia para los desarrollos tecnológicos futuros”.

Patentes 5.0

“La inteligencia artificial (IA) es un campo que está afectando a todo”, dice el director del curso: “Da igual que hablemos de tecnología, de derechos, de economía, de ciencia política; la inteligencia artificial se está aplicando a todo y está teniendo un hondo impacto en el derecho de las patentes”.

Hasta ahora en este sector se distinguía entre protección mediante patente del hardware y la protección mediante derechos de autor del software. “Estamos comenzando a hablar de una manera más precisa para eliminar ese mantra tradicional”, asegura el representante de la OEPM, que explica que la inteligencia artificial ha supuesto la “hibridación” de esta protección de software y hardware dentro del sistema de patentes.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments