Comparte esta noticia

El Consejo Andaluz entrega sus Medallas de Honor

Un momento del acto la entrega de las Medallas de Honor del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos.

DIARIOFARMA  |    03.07.2022 - 20:14

El Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos ha celebrado este su acto institucional más solemne, el de la entrega de las Medallas de Honor a varios farmacéuticos que se han distinguido por una dedicación excepcional a la defensa y representación de la profesión a través de su actividad colegial o institucional.

El acto ha tenido una emoción especial por el reconocimiento in memorian a los farmacéuticos Manuel Ojeda y Francisco Javier Guerrero, fallecidos respectivamente en octubre de 2021 y enero de 2019. También ha recibido la Medalla de Honor el expresidente del Colegio de Cádiz, Felipe Trigo, y el presidente durante dieciocho años de Farmacéuticos Sin Fronteras, Rafael Martínez Montes. En su intervención, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, Antonio Mingorance, ha destacado “la gran aportación de valor realizada a la profesión por estos cinco compañeros” subrayando que el nexo común de todos ellos fue “el amor a la Farmacia y el trabajo leal y desinteresado por hacerla mejor y por hacernos mejores”.

De Manuel Ojeda, uno de los dos homenajeados a título póstumo, incidió en su papel fundamental en la transformación tecnológica de la Farmacia andaluza y particularmente en la implementación de la receta electrónica, “una gran innovación andaluza, sin precedentes a nivel mundial, que suscitó la admiración internacional, y gracias a las cuales se eliminaron las consultas burocráticas, se dio más sentido y valor a la actividad de los distintos profesionales sanitarios, ahorrándoles tiempo, y sobre todo se permitió una mayor comodidad y calidad de vida todos los pacientes, y especialmente a los pacientes crónicos”.

Por su parte, del segundo homenajeado a título póstumo, Francisco Javier Guerrero, impulsor y presidente de la Sociedad Española de Farmacia Rural (Sefar), destacó “su generoso esfuerzo por mejorar las condiciones de los compañeros que ejercen en los pequeños municipios rurales y que son un pilar fundamental de la garantía de acceso al medicamento en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos”. “Como Manuel Ojeda, Francisco Javier Guerrero también fue, a su modo, un visionario. Lo fue, sin duda en lo social, porque entonces no se hablaba tanto como hoy de la España vaciada”, explicó Mingorance.

Sobre Rafael Martínez Montes, el más veterano de los farmacéuticos homenajeados, y presidente de Farmacéuticos Sin Fronteras durante dieciocho años, dijo que “representa ese tipo de persona desprendida y volcada en una lucha que sabe que le trasciende”, y agradeció su esfuerzo por llevar la asistencia sanitaria farmacéutica a aquellas partes del mundo donde más falta y más se necesita y “hacernos pensar en términos de fraternidad universal”.

Finalmente, de Felipe Trigo, presidente durante nueve del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz, el presidente del Consejo Andaluz afirmó que “representó, en su momento, la renovación, frescura y demostró, junto a Pepita Ortega(Almería), Manuel Pérez (Sevilla), Paco Peinado (Huelva) o Práxedes Cruz (Córdoba)que había cantera, y que era posible la evolución dentro de la continuidad y el respeto a las instituciones y las señas de identidad profesional”, añadiendo que “la Medalla que hemos preparado para ellos dos está hecha de materiales nobles, como la lealtad, el respeto, la tolerancia, la ejemplaridad y la dedicación”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments