Comparte esta noticia

Capacidad de respuesta y coordinación, claves para afrontar las emergencias biológicas

Un momento del encuentro sobre amenazas biológicas celegrado en la RANF

DIARIOFARMA  |    29.09.2022 - 13:12

La importancia de la preparación de cara a tener una capacidad de respuesta rápida que permita contener, en el menor tiempo posible, las emergencias sanitarias provocados por agentes patógenos y la coordinación entre administraciones públicas han sido dos de las principales conclusiones obtenidas en el encuentro ‘La amenaza de los virus’, celebrado recientemente en la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF) con la colaboración de Bavarian Nordic, fabricante danés de vacunas.

En el encuentro han participado expertos en diferentes materias: responsables de Salud Pública de las Comunidades Autónomas, miembros de la Inspección General de Sanidad de la Defensa, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la Unidad de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ de la Guardia Civil, del Departamento de Seguridad Nacional, representantes de sociedades científicas y del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, y miembros del Ministerio de Sanidad pertenecientes a la Dirección General de Salud Pública y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, entre otros. En total, alrededor de 25 personas reunidas con el fin de debatir sobre la preparación y capacidad de respuesta de nuestro país ante amenazas biológicas.

El encuentro, presidido por el profesor Antonio Doadrio, presidente de la RANF, y liderado por los profesores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Mariano Esteban, jefe del Grupo de Poxvirus y Vacunas del Centro Nacional de Biotecnología, y Antonio Alcamí, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, surgió como una oportunidad para analizar, en este contexto post-pandemia, el aumento de riesgo de amenaza por virus emergentes. En este sentido, el profesor Doadrio comentó, durante el acto inaugural, que “la Real Academia Nacional de Farmacia se enorgullece de albergar encuentros de esta envergadura que reúnen a expertos de tan diversa índole con el único objetivo de mejorar nuestras reacciones y coordinación en cuanto a posibles futuras emergencias biológicas. La reciente crisis vivida a causa de la Covid-19 debe servirnos para aprender y mejorar nuestra capacidad de reacción ante posibles amenazas”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existe, actualmente, un importante número de agentes que, por su alta tasa de letalidad y capacidad de propagación, suponen una amenaza para la salud mundial, entre los que destacan virus causantes de enfermedades como la Covid-19, el ébola, la viruela, el zika y la gripe A, entre otros.

Sobre la viruela humana, para la cual existe stock de vacunas en España y en otros países del entorno, se destacó la necesidad de contar con vacunas y antivirales de última generación para poder ser utilizados en el caso de su reaparición. Este punto ha cobrado especial relevancia en los últimos meses a raíz del brote de viruela del mono que ha tenido lugar en Europa, con España a la cabeza en el número de casos.

Según ha señalado el profesor Alcamí, aspectos como la detección temprana son claves para el control de los virus “desde el CSIC avanzamos mucho durante la pandemia para detectar el coronavirus en el aire, a través de un sistema de muestreo que hace pasar el aire por unos filtros que retienen el virus en el sistema. La detección de virus en aguas residuales permite también monitorizar la presencia de virus en la población. Estas herramientas son de gran ayuda para la toma de decisiones y para enfocar los recursos donde más se necesitan, en este tipo de situaciones”.

Por su parte, el profesor Esteban ha puesto de manifiesto la importancia de la coordinación entre las autoridades sanitarias competentes ante situaciones de riesgo: “El coronavirus nos ha enseñado que la coordinación entre administraciones públicas es fundamental, no sólo para diseñar las estrategias más adecuadas para abordar las futuras amenazas, si no, también, para impulsar el desarrollo de nuevas vacunas. Para esto es necesario contar con los recursos adecuados y protocolos que permitan poner en marcha de forma rápida el proceso de investigación, sanitario e industrial para asegurar la transferencia de conocimiento para que pueda llegar a utilizarse en la población”.

En unas semanas, se celebrará la reunión anual sobre viruela de la OMS, en la cual participarán también los profesores Alcamí y Esteban, y en la que se debatirán, entre otras cuestiones, los riesgos sobre la viruela humana y aparición de la viruela del mono, la importancia del stock disponible y las herramientas clave para hacer frente a posibles brotes.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments