Comparte esta noticia

La EMA recomienza los inhibidores JAK, sólo cuando no hay alternativa al tratamiento

DIARIOFARMA  |    15.01.2023 - 12:39

El comité de medicamentos humanos (CHMP) de la EMA ha respaldado las medidas recomendadas por el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) para minimizar el riesgo de efectos secundarios graves con los inhibidores de la Janus quinasa (JAK) utilizados para tratar varios trastornos inflamatorios crónicos. Estos efectos secundarios incluyen condiciones cardiovasculares, coágulos de sangre, cáncer e infecciones graves.

Según indican en una nota informativa, estos medicamentos deben usarse en los siguientes pacientes solo si no hay alternativas de tratamiento adecuadas disponibles: aquellos de 65 años o más, aquellos con mayor riesgo de problemas cardiovasculares importantes (como ataque cardíaco o accidente cerebrovascular), aquellos que fuman o lo han hecho durante mucho tiempo en el pasado y aquellos con mayor riesgo de cáncer.

Los inhibidores de JAK deben usarse con precaución en pacientes con factores de riesgo de coágulos de sangre en los pulmones y en las venas profundas (tromboembolismo venoso, TEV) distintos de los mencionados anteriormente. Además, las dosis deben reducirse en grupos de pacientes con riesgo de TEV, cáncer o problemas cardiovasculares importantes, cuando sea posible.

Las recomendaciones siguen una revisión de los datos disponibles, incluidos los resultados finales de un ensayo clínico1 del inhibidor de JAK Xeljanz (tofacitinib) y los resultados preliminares de un estudio observacional en el que participó Olumiant. La revisión también incluyó el asesoramiento de un grupo de expertos de reumatólogos, dermatólogos, gastroenterólogos y representantes de pacientes.

La revisión confirmó que Xeljanz aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares importantes, cáncer, TEV, infecciones graves y muerte por cualquier causa en comparación con medicamentos pertenecientes a la clase de inhibidores del TNF-alfa. La EMA ha llegado a la conclusión de que estos hallazgos de seguridad se aplican a todos los usos aprobados de los inhibidores de JAK en trastornos inflamatorios crónicos (artritis reumatoide, artritis psoriásica, artritis idiopática juvenil, espondiloartritis axial, colitis ulcerosa, dermatitis atópica y alopecia areata).

La información del producto para los inhibidores de JAK utilizados para tratar los trastornos inflamatorios crónicos se actualizará con las nuevas recomendaciones y advertencias. Además, el material educativo para pacientes y profesionales de la salud se revisará en consecuencia.

De cara a los pacientes, la EMA informa que los inhibidores de la cinasa de Janus (JAK) que se usan para tratar los trastornos inflamatorios crónicos aumentan el riesgo de problemas cardiovasculares importantes, cáncer, coágulos de sangre en los pulmones y en las venas profundas, infecciones graves y muerte en comparación con inhibidores del TNF alfa.

Estos inhibidores de JAK (Xeljanz, Cibinqo, Olumiant, Rinvoq y Jyseleca) se usan para tratar uno o más de los siguientes trastornos inflamatorios crónicos: artritis reumatoide, artritis psoriásica, artritis idiopática juvenil, espondiloartritis axial, colitis ulcerosa, dermatitis atópica y alopecia areata.

En caso de tener 65 años o más, la EMA advierte que “tiene un mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares importantes o cáncer, o si fuma o lo ha hecho durante mucho tiempo, solo se le deben recetar estos medicamentos si no existen alternativas de tratamiento adecuadas para usted”.

Igualmente recomienda a los pacientes que “si, en cualquier etapa durante su tratamiento, experimenta dolor u opresión en el pecho (que puede extenderse a los brazos, la mandíbula, el cuello y la espalda), dificultad para respirar, sudor frío, aturdimiento, mareos repentinos, debilidad en brazos y piernas o dificultad para hablar , póngase en contacto con su médico inmediatamente”.

De cara a los profesionales la EMA concluye en base a varios estudios que “los riesgos identificados se aplican a todos los inhibidores de JAK aprobados para el tratamiento de trastornos inflamatorios crónicos”.

“Estos medicamentos (Xeljanz, Cibinqo, Olumaint, Rinvoq y Jyseleca) solo deben usarse en los siguientes pacientes si no hay alternativas de tratamiento adecuadas disponibles: los de 65 años o más, los que fuman o han fumado durante mucho tiempo, los que tienen un antecedentes de enfermedad cardiovascular aterosclerótica u otros factores de riesgo cardiovascular, o aquellos con otros factores de riesgo de malignidad. También se recomienda el uso con precaución en pacientes con factores de riesgo conocidos de TEV distintos de los enumerados anteriormente”.

Igualmente recomienda que “los profesionales de la salud lleven a cabo exámenes periódicos de la piel de sus pacientes para detectar cáncer de piel, especialmente en pacientes con riesgo de cáncer de piel”.

Los inhibidores de la cinasa Janus sujetos a esta revisión son Cibinqo (abrocitinib), Jyseleca (filgotinib), Olumiant (baricitinib), Rinvoq (upadacitinib) y Xeljanz (tofacitinib). Estos medicamentos se utilizan para tratar varios trastornos inflamatorios crónicos (artritis reumatoide, artritis psoriásica, artritis idiopática juvenil, espondiloartritis axial, colitis ulcerosa, dermatitis atópica y alopecia areata). Los principios activos de estos medicamentos actúan bloqueando la acción de las enzimas conocidas como Janus quinasas. Estas enzimas juegan un papel importante en el proceso de inflamación que se produce en estos trastornos. Al bloquear la acción de las enzimas, los medicamentos ayudan a reducir la inflamación y otros síntomas de estos trastornos.

Algunos inhibidores de JAK (Jakavi e Inrebic) se usan para tratar trastornos mieloproliferativos; la revisión no incluyó estos medicamentos. La revisión tampoco cubrió el uso de Olumiant en el tratamiento a corto plazo de COVID-19, que está siendo evaluado por la EMA.

 


Síguenos en redes sociales




guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments