Comparte esta noticia

El CGCOF saluda la confianza europea en la farmacia para reforzar sus sistemas de salud

Ana López Casero, Tesorera del CGCOF

DIARIOFARMA  |    10.05.2023 - 20:21

El papel que Reino Unido quiere atribuir a la farmacia comunitaria como ‘descongestionador’ en su programa de reforma de la atención primaria, la participación en la revisión de la medicación de crónicos que plantea Bélgica para sus boticas, son los últimos pasos que diferentes administraciones europeas están dando para incluir a la farmacia comunitaria como una herramienta que permita la recomposición de los sistemas sanitarios nacionales en todo el continente.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacia (CGCOF), se observa como “una buena noticia” el hecho de que cada vez más países en todo el mundo “confían en la farmacia para reforzar la capacidad asistencial de sus sistemas sanitarios”.

Así lo asegura Ana López Casero, tesorera del CGCOF, quien recuerda que en el plano nacional, la Organización Farmacéutica Colegial “propone la concertación de una cartera de servicios farmacéuticos en torno al medicamento y la salud pública que dotaría de eficacia y eficiencia al Sistema Nacional de Salud”. Esta propuesta fue presentada por el Consejo el pasado mes de diciembre en sendos trabajos sobre el papel asistencial que ya realizan las oficinas de farmacia y el posible papel de mejora que puede aportar la red farmacéutica a la eficiencia asistencial de SNS.

En el caso británico fue el  propio primer ministro Rishi Sunak, a través de un anuncio oficial de su Gobierno el que anunciaba el martes que “por primera vez, los pacientes que necesitan medicamentos recetados podrán obtenerlos directamente de una farmacia, sin una cita con el médico de cabecera, para problemas como dolor de oído, dolor de garganta o infecciones del tracto urinario”.

El objetivo de esta medida explica el Gobierno es que “al expandir el papel de las farmacias, menos personas necesitarán ver a su médico de cabecera en primer lugar” y ello permita disponer de “más citas de médico de cabecera”.

Por su parte en Bélgica, también este mes, el INAMI (organismo asegurador belga) y el Ministro Federal de Salud, Frank Vandenbroucke, anunciaban que han acordado un presupuesto de 2,9 millones de euros para permitir el despliegue de un nuevo servicio que incluirá la revisión de la medicación para pacientes polimedicados desde las oficinas de farmacia. La medida está encaminada a optimizar el tratamiento de pacientes que toman al menos 5 medicamentos de forma crónica. El objetivo, aseguran “es detectar más fácilmente posibles efectos adversos, mal uso o incluso un cierto consumo excesivo de medicamentos” y se calcula que está dirigida a unas 300.000 personas (aproximadamente el 2,5% de la población belga).

Sin embargo López Casero marca diferencias. En relación al programa británico que permite que los ciudadanos puedan obtener medicamentos para varias afecciones, recetados directamente de una farmacia, sin una cita con el médico de cabecera, asegura que en el caso española, “el diagnóstico y la prescripción corresponde al médico y no es una petición de los farmacéuticos”.

No obstante matiza, ya que “si hablamos de indicación farmacéutica con medicamentos que no precisan de receta, está demostrado que el papel de la oficina de farmacia contribuye a descongestionar la atención primaria y se puede avanzar en este sentido con los adecuados protocolos de actuación con criterios científicos y técnicos consensuados entre los profesionales sanitarios”.

Igualmente la Tesorera del CGCOF asegura que “más allá del debate de la prescripción, Reino Unido ha dado importantes pasos para aprovechar el potencial de las farmacias”. En ese sentido considera que el plan anunciado el pasado martes “incluye financiación para mejorar la conectividad e interoperabilidad de infraestructuras digitales entre los centros de atención primaria y la farmacia comunitaria”. Esta, asegura, es “otra petición de la profesión que repercutiría en una mejora de la asistencia sanitaria”.

Los pasos que se están dando en Europa, confirman, a juicio de López Casero, que “el debate está encima de la mesa las farmacias pueden hacer más y la sociedad se lo reclama”. En ese sentido recuerda que un estudio de la empresa demoscópica Gad3, encargado por el propio Consejo el pasado año, indicó el elevado grado de confianza que los españoles tienen en la oficina de farmacia y que “un 80% de los ciudadanos quieren que las farmacias ofrezcan más servicios”.

 


Síguenos en redes sociales




cabecera_farmacia_asistencial_small

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments