Comparte esta noticia

El Tribunal de Cuentas de la UE avala la compra de vacunas, pero cree que “deben extraerse lecciones”

Edificio de la Comisión Europea

DIARIOFARMA  |    12.09.2022 - 18:03

El proceso de la compra de vacunas por parte de la Unión Europea ha superado la supervisión por parte del Tribunal de Cuentas de la UE. El organismo presentado el informe donde avala la contratación, llevada a cabo por la Comisión, pero afea al Ejecutivo de la Unión que “aún no haya evaluado el proceso”, ni que “tenga previsto someter su sistema de contratación a pruebas de resistencia”.

El Tribunal considera que del sistema de contratación y de la forma de hacer frente a la pandemia “deben extraerse lecciones”, que en su valoración la Comisión aún o no ha tomado o bien no piensa hacerlo. En ese sentido recomienda cuestiones como una evaluación de riesgos respecto al sistema de contratación europeo y que proponga medidas adecuadas para solventar las deficiencias que ya se intuyen, según el organismo europeo, para mediados de 2024.

Piden además que la Comisión realice ejercicios para actualizar sus sistemas en caso de pandemia, especialmente la recopilación de datos para detectar insuficiencias y los ámbitos de mejora.

Igualmente el Tribunal ha criticado los mensajes de texto que se intercambiaron la presidenta de la Comisión Ursula Von der Leyen con el presidente de Pfizer, Albert Bourha en los contactos previos a la negociación para la compra de vacunas de esta compañía y que, según indica el Tribunal, no han sido explicados.

También señala el organismo europeo, que “los negociadores de la UE no analizaron plenamente las dificultades de las cadenas de producción y suministros de fabricación de vacunas hasta después de la firma de la mayoría de contratos”.

Otra cuestión a la que hace referencia el Tribunal es al hecho de que “los Estados miembros acordaron reducir los riesgos de los fabricantes relacionados con la responsabilidad por efectos adversos (principio de reparto de riesgos en la estrategia de vacunación). Las disposiciones de los contratos celebrados con los fabricantes de vacunas contra el Covid-19 difieren de la práctica anterior a la pandemia, ya que los Estados miembros han asumido algunos de los riesgos financieros que normalmente recaen sobre los fabricantes de vacunas”.

Por último, indica también que los contratos han evolucionado con el tiempo y que los firmados en 2021 contienen disposiciones más estrictas, que los anteriores en cuestiones como los plazos de entrega y la ubicación de la producción.

En la parte positiva, el Tribunal de Cuentas considera que el sistema de compras “permitió crear una cartera inicialmente diversificada de vacunas experimentales y adquirir dosis suficientes de vacunas contra el Covid-19”.

Igualmente reconoce que la UE tuvo que actuar “antes de disponer de datos científicos claros sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas experimentales y, por lo tanto, optó por respaldar una serie de candidatos para crear una cartera inicial con diferentes tecnologías y fabricantes de vacunas”.

En total la Comisión había firmado contratos por valor de 71 000 millones de euros en nombre de los Estados miembros para adquirir hasta 4 600 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19. La mayoría de estos contratos son acuerdos de adquisición anticipada, en los que la Comisión comparte el riesgo de desarrollo de una vacuna con los fabricantes de vacunas y apoya la preparación de la capacidad de producción a escala a través de pagos iniciales con cargo al presupuesto de la UE.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments