Comparte esta noticia

FAR-BOT: próximo paso, hacerlo realidad

Clara García y Andrea Bocos, junto al equipo de Foro de Innovación de la SEFH

F. SAN ROMÁN  |    31.10.2022 - 13:41

El pasado día 25 la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) anunció al ganador de la III Edición del Foro de Innovación, se trata de FAR-BOT; una iniciativa de la farmacia del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona, presentada por Clara García y Andrea Bocos, cuyo objetivo es facilitar el acceso de una forma ágil a toda la información de la guía farmacoterapéutica del hospital.

Una vez ganado el primer premio, Clara García piensa ya en la implantación de este proyecto, tanto en el hospital en el que trabaja, como posteriormente en su posible exportación a otros centros.

García explica que el trabajo que han desarrollado consiste fundamentalmente en “unificar en una misma plataforma la información de la guía farmacoterapéutica del hospital, consiguiendo así que el profesional que destina parte de su jornada laboral a resolver estas cuestiones,  pueda emplear su tiempo en una labor más clínica o de investigación o, en resumen, más orientada al paciente”.

Andrea Bocos y Clara García

FAR-BOT Se plantea como una aplicación móvil en formato de asistente conversacional escrito, que integrará en una plataforma única y accesible la información relativa a la medicación incluida en guía farmacoterapéutica, los equivalentes terapéuticos disponibles, la medicación de uso restringido, extranjera, o situaciones de desabastecimiento, entre otras.

La plataforma por tanto “no sólo te indica que si ese medicamento está o no en el hospital, sino también información específica de cuestiones como los circuitos que se han de seguir para que la Comisión de Farmacia autorice este medicamento, o que tipo de receta debes enviar para tramitarlo correctamente, o también para conocer, en caso de falta de medicamento, las alternativas disponibles en el hospital”, explica García.

El fundamento de todo esto es que “son cuestiones que realmente son administrativas, en las que como farmacéutico no aportas ningún valor; no es algo que repercuta en el paciente, ni es algo que no pudiera hacer cualquier persona que conociera los circuitos, con independencia de si es o no farmacéutico”, asegura.

Ahora con la llegada del premio de la SEFH, el equipo se prepara para dar el próximo paso. “El premio ha sido un respaldo importantísimo, ya no por el hecho de haber recibido la financiación económica, sino también porque te sitúa en unas buenas condiciones para desarrollar el proyecto”.

“Todo el proceso de acompañamiento que hemos tenido desde el inicio desde el Foro de Innovación te sirve para conceptualizar tu proyecto de otra manera. Para entender qué cosas son importantes, qué hay que priorizar o tener en cuenta para saber si es viable, si tiene sentido hacerlo y cuál es la mejor manera de hacerlo”, asegura la farmacéutica.

“La financiación que hemos recibido es para desarrollarlo”, explica la farmacéutica que indica además que “la idea es después exportarlo a otros centros, porque realmente esta es una problemática común a cualquier hospital”.

Clara García recuerda que su centro “es un hospital de la red del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y realmente entre estos centros la exportación sería aún más fácil porque hay una serie de herramientas comunes a todo el sistema. Además, las bases de datos, los recursos, los medicamentos aprobados son muy similares”.

El nacimiento  de este proyecto lleva a la farmacéutica a realizar una reflexión, sobre el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario: “Hay que hacer un ejercicio mental para saber aprovechar la tecnología de manera inteligente. Tenemos actualmente unos recursos de los que no habíamos podido disponer nunca, que nos dan unas oportunidades enormes de concebir nuestro tiempo y nuestra forma de trabajar”.

La finalidad de esta aplicación, explica, “no es sustituir a un farmacéutico ni mucho menos”. Al final algunos pueden entender que el proyecto “trata de conseguir una aplicación que me diga la dosis de este medicamento, la administración para que yo ya no tenga que ponerme en contacto contigo”. “Se trata de aportar valor, de ser más eficientes aprovechando la tecnología para poder  centrarnos en una atención más humanizada. No se trata de sustituir al farmacéutico, sino de orientar su labor hacia donde realmente importa”, indica García.

Sobre el resto de profesionales de los centros hospitalarios la farmacéutica indica que “la idea es que lo utilicen otros profesionales, de medicina y enfermería. Al final son los médicos los que prescriben medicamentos diariamente y son ellos los que tienen que solicitar los tratamientos y enfermería es quien se encarga de reclamar la medicación a farmacia”.

Clara García indica que sobre el interés y necesidad para el resto de profesiones sanitarias, lo que “tenemos son una serie de encuestas que hicimos a personal médico y de enfermería para ‘tantear’ el interés del proyecto. En estas encuestas se les pregunto “si conocían los recursos que queremos incluir en la aplicación, si saben cómo acceder a ellos, la información que hay disponible; las respuestas iban bastante en la tendencia de, ni sé consultarlo, ni sé qué información contiene y creo que hace falta unificar esta información”, concluye la farmacéutica, demostrando el que proyecto puede ser una herramienta de utilidad y de participación del farmacéutico en la mejora de la eficiencia hospitalaria.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments