Comparte esta noticia

DIMEC, una alternativa ágil para dar respuesta farmacoterapéutica a la gestión clínica hospitalaria

Parte del equipo que ha desarrollado el proyecto.

F. SAN ROMÁN  |    10.11.2022 - 12:54

Aportar de una manera eficiente toda la información farmacoterapéutica a la gestión clínica del hospital, cuando el farmacéutico hospitalario no está o la situación requiere respuestas rápidas es el objetivo del proyecto DIMEC (Digitalización de la información de medicamentos para la gestión clínica integral de la medicación hospitalaria), que ha desarrollado el servicio de Farmacia Hospitalaria de la Fundación Privada Hospital Asil de Granollers (FPHAG)

Este proyecto, que obtuvo la categoría de finalista en los premios del Foro de Innovación de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), aspira a ser una respuesta no sólo a las necesidades de información, sino también a ser un sistema de información farmacoterapéutica en el que puedan participar todos los profesionales sanitarios del centro.

Nuria Rudi Sola, jefa del servicio de Farmacia Hospitalaria del (FPHAG), explica que, aunque en los centros sanitarios “hemos avanzado mucho en cuanto a la presencialidad e integración del farmacéutico en los equipos multidisciplinares de las unidades clínicas, pero cuando no hay farmacéutico o cuando la farmacia está cerrada, todo lo relacionado con la información del medicamento queda un poco en el aire”.

“Nuestra preocupación era como dar respuesta a las necesidades de los distintos tipos de profesionales que trabajan en atención continuada en el hospital (urgencias, hospitalización, guardias, UCIS…) Las nuevas tecnologías y los accesos on line ayudan, pero también es verdad que es un acceso que lo tienen más a mano los facultativos médicos, que otro personal como enfermería o auxiliares”, asegura la responsable del servicio.

“Este personal no tiene tanto acceso, ni tanto manejo, ni seguramente tanto tiempo en su jornada laboral buscar la información que necesitan”, apostilla Rudi.

Así surgió DIMEC, con el objetivo de hacer más accesible la información del medicamento: 24 horas al día los 365 días del año en todos los ámbitos del entorno hospitalario y adaptada a los diferentes perfiles profesionales, en función de sus distintas necesidades y de la jornada que realizan. “Tampoco tienen las mismas necesidades una enfermera de turno de mañana, que las de una de turno de noche”.

Nuria Rudi asegura que “la idea la presentamos al área de Investigación e Innovación del Hospital, que les gustó y entramos en un programa de incubación de ideas del Nodo Taulí, en el marco de la red nacional de ITEMAS, en el que nos han hecho un acompañamiento a lo largo de un año para desarrollar nuestra idea, desde los 4 dominios clave: clínica, regulatoria, tecnología y mercado y negocio, para acabar con un prototipo".

Dentro de este desarrollo los participantes del proyecto “hicimos entrevistas directas a los diferentes perfiles de profesionales, y de esta forma detectamos que las necesidades no son las mismas, que el horario también genera necesidades distintas y que, además, a nivel tecnológico, el acceso se debe hacer desde diversos soportes”. DIMEC tiene que estar disponible “desde un ordenador, que es lo habitual, pero también desde una pantalla táctil en un control de enfermería o en el box de críticos, donde una enfermera, en ese momento debe ser rápida”.

Tras el reconocimiento que ha supuesto la participación en el Foro de Innovación de la SEFH, “ahora estamos en la fase del desarrollo tecnológico de la herramienta, contactando con distintas empresas tecnológicas del ámbito sanitario, presentándoles la idea y el prototipo para llegar a un acuerdo que nos permita desarrollarlo”, explica.

El próximo paso será en 2023, “cuando haremos las pruebas funcionales para la validación clínica de la herramienta.”. El equipo de DIMEC ha trabajado con equipos de Urgencias y Hospitalización a Domicilio que sería con los que “haríamos la prueba piloto”.

Rudi explica que el proyecto además “permite trazabilidad de todo lo que se consulta, de manera que toda esta información se va a utilizar para adecuar la guía farmacoterapéutica y actualizarla”. De esta manera, con DIMEC “podremos incorporar también las necesidades de otros colectivos profesionales, además del médico”.

Los beneficios, explica la farmacéutica, son claros. En primer lugar, la reducción de problemas de seguridad y prevención de acontecimientos adversos, y en segundo lugar la reducción del impacto económico de estos problemas relacionados con los medicamentos.

“La prevención de los acontecimientos adversos a medicamentos mejora la seguridad de los pacientes y reduce el uso de recursos sanitarios”, asegura.

En cuanto a la recepción del proyecto, Rudi asegura que a nivel de gerencia y de dirección médica, “lo han valorado positivamente, como un proyecto que genera valor”. Y a nivel de los usuarios, que serían los profesionales, “evidentemente es una herramienta que mejora la eficiencia en la resolución de consultas y permite la mejora continua de todo el proceso farmacoterapéutico”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments