Comparte esta noticia

'VitaLES' una apuesta para medir el lupus sistémico eritematoso

DIARIOFARMA  |    19.09.2022 - 12:00

El Proyecto VitaLES, iniciativa de AstraZeneca, ha realizado su primera reunión para mejorar el manejo y control de los pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES). La iniciativa busca llegar a un consenso nacional en las definiciones de actividad del LES, así como en la herramienta que debe de usarse para su medición en práctica clínica.

Durante la presentación de esta iniciativa, José Luis Andreu, jefe   del   servicio   de   reumatología   del   Hospital   Universitario   Puerta   de Hierro Majadahonda, Madrid, ha explicado que “es fundamental establecer parámetros coherentes con las escalas y los objetivos existentes en la actualidad”.

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica, ya que el mecanismo de defensa del organismo se ataca así mismo. Esto genera un exceso de anticuerpos en la sangre que provoca inflamación y daño en las articulaciones, los músculos y otros órganos1. Actualmente, se estima que afecta a más de 82.000 personas en España2 y a 5 millones3 en todo el mundo. El 90% de estos pacientes son mujeres de entre 15 y 55 años1. Las manifestaciones del lupus pueden ser muy variadas y es complicado encontrar dos casos que experimenten los mismos síntomas1. Por ello, su diagnóstico suele demorarse hasta casi seis años desde el momento en que notan por primera vez los síntomas3, aunque el lupus sea una de las enfermedades autoinmunes más frecuentes1. 

Marta Moreno, directora de Asuntos Corporativos y Acceso al Mercado de AstraZeneca España, ha declarado que “nuestro compromiso con los pacientes con lupus eritematoso sistémico se materializa con el Proyecto VitaLES, donde les situamos en el corazón de la iniciativa para mejorar el proceso del diagnóstico y del tratamiento”.

El lupus eritematoso sistémico puede afectar a cualquier órgano o sistema del organismo por lo que la cooperación entre diferentes especialidades médicas como reumatología, medicina interna, dermatología o nefrología es esencial. Andreu ha remarcado esta necesidad: “el abordaje multidisciplinar, coordinado y estructurado de los pacientes con LES permite un control más efectivo de la actividad inflamatoria, reduciendo el daño residual acumulado y la toxicidad de los fármacos que utilizamos”.

En este sentido, el Proyecto VitaLES tendría dentro de sus prioridades buscar el acuerdo común de los agentes implicados en el correcto manejo del paciente con lupus para intentar definir pautas coherentes, medibles e implantables en práctica clínica habitual en el LES, una enfermedad muy heterogénea en sus manifestaciones clínicas y evolución de síntomas. 

Las primeras manifestaciones del lupus son muy variables y es difícil encontrar a dos pacientes con los mismos síntomas por ello los expertos coinciden en señalar que resulta complejo identificar el lupus eritematoso sistémico en fases iniciales. 

En la práctica clínica del diagnóstico, Andreu indica que: “hace falta tener un alto índice de sospecha para pensar en el lupus eritematoso sistémico y diagnosticarlo”. No obstante, el diagnóstico precoz es un factor crucial para la evolución del paciente. “El tratamiento precoz evita la acumulación del daño irreversible dependiente de la actividad de la enfermedad. Además, la monitorización de las afectaciones silentes, como la nefritis y la afectación hematológica que no presentan síntomas evidentes, es fundamental para una detección precoz de las mismas y un tratamiento adecuado” ha declarado el doctor.

En una primera fase, la iniciativa se ha centrado en acotar junto con un grupo de pacientes de LES la “ruta del paciente” a través del sistema de salud. Una vez establecida, podría ayudar a definir una herramienta útil y de calidad para el control del lupus para evaluar su viabilidad de uso en la práctica clínica habitual. 

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments