Comparte esta noticia

Los Presupuestos Generales del Estado de 2023 salvan su primer envite

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención en el Congreso.

DIARIOFARMA  |    27.10.2022 - 18:58

El Congreso rechaza todas las enmiendas a la totalidad que pedían la Tarjeta Sanitaria Única, mayor inversión en Primaria o las ayudas para los afectados por ELA

La dos primeras jornadas del debate de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de los Diputados se han saldado como un mero trámite en el que el Gobierno ha visto como el anteproyecto de las cuentas públicas superaba las enmiendas a la totalidad previo acuerdo de la mayoría parlamentaria, por 186 votos a favor, contra 159 en contra y tres abstencoones.

A partir de ahora el debate presupuestario se realizará a puerta cerrada en la Comisión de Presupuestos y después ya en comisión abierta durante las dos próximas semanas. Los diferentes grupos parlamentarios tienen hasta este viernes para presentar sus enmiendas parciales, que centrarán el nexo del próximo debate hasta la aprobación definitiva.

En un contexto de enmiendas a la totalidad, los aspectos sanitarios fueron superados en el debate por otras cuestiones relativas a la actualidad económica y social de la política española, si bien en algunos momentos, tanto Gobierno como oposición, usaron argumentos sanitarios en el cruce de reproches del debate.

Desde el Gobierno, la ministra de Haciencia, María Jesús Montero, recurrió a las tesis ya defendidas por el Ejecutivo sobre la implicación del Gobierno en el conjunto de los servicios sociales y en especial el sanitario, así como en la defensa de conseguir los mejores servicios públicos. En la jornada de este jueves, Montero se ha despedido asegurando que “hemos duplicado el gasto en sanidad con respecto al último presupuesto del Partido Popular”.

Por parte de la oposición, especialmente desde Ciudadanos se echó en cara varias cuestiones sanitarias, como por ejemplo el hecho de que “si a un gallego le da un infarto en Madrid, el médico que le atiende no puede saber ni tan siquiera que el paciente es diabético”, según expresó  la formación naranja, Inés Arrimadas, para criticar los escasos esfuerzos que destina el Ejecutivo a la unificación de datos sanitarios, al tiempo que reclamaba una Tarjeta Sanitaria Única para el conjunto del país.

Igualmente Arrimadas justificó su rechazo a estos presupuestos asegurando que carecían de cuestiones claves como un plan para el impulso de la natalidad; o la “condena” a la que el Ejecutivo somete a los placientes de enfermedades raras, al no aprobar ayudas o no sustentar en partidas económicas, los compromisos que en estas materias se han alcanzado.

Casi todos los partidos con los que el Gobierno no consiguió un acuerdo previo para superar las enmiendas a la totalidad, criticaron  los escasos esfuerzos a las reformas que con urgencia debe asumir el Sistema Nacional de Salud. En este contexto, casi todos los partidos se mostraron a favor de ampliar la dotación a Atención Primaria y Salud Mental, cuestión de la que el Gobierno ha hecho bandera, pero que en valoración de los disputados de la oposición, no resulta suficiente.

Tras ese primer asalto, se prepara la segunda fase de debate y aprobación de enmiendas parciales, donde tanto los partidos de oposición, como que aquellos que generalmente suelen entregar su apoyo al Ejecutivo ya han anunciado que las presentarán.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments