Comparte esta noticia

Piden en el Congreso la creación de una ACE para los trastornos del sueño

Javier-Puertas y Carlos Egea en la comision

DIARIOFARMA  |    22.12.2022 - 14:19

La Federación Española de Sociedades de Medicina del Sueño (FESMES), a través de su presidente, el doctor Carlos Egea, y de su secretario, el doctor Javier Puertas, compareció ayer a última hora de la tarde ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados para reivindicar la necesidad de la creación de un Área de Capacitación Específica (ACE) para la medicina del sueño con el fin de abordar con garantías los trastornos del sueño, convertidos ya en “un problema de salud pública”. Esta intervención se produjo semanas después de la aprobación, el pasado 2 de noviembre, de una Proposición No de Ley en la que se instaba al Gobierno a analizar las necesidades formativas de los especialistas en Ciencias de la Salud en relación con los trastornos del sueño; y ha sido un paso más en la intensa labor desarrollada por FESMES en los últimos años reivindicando ante todas las instituciones y las diferentes fuerzas políticas las necesidades de profesionales y pacientes en la atención a los trastornos del sueño.

Según explicó durante su comparecencia el doctor Carlos Egea, presidente de FESMES, el abordaje de los trastornos del sueño debería ser “una cuestión de máxima prioridad sanitaria”. Y es que, según datos aportados por FESMES, en España más de un 10% de la población (más de cuatro millones de personas) padece algún tipo de trastorno de sueño crónico y grave; y otro 30% se despierta con la sensación de no haber tenido un sueño reparador o finaliza el día muy cansado.

Este déficit crónico de sueño que atenaza a buena parte de la población española y sigue “una senda de aumento” se refleja, en palabras de Egea, en el incremento del consumo de sustancias como la cafeína, el alcohol, los estimulantes y los hipnóticos, así como en la explosión de la automedicación con preparados de venta libre que contienen melatonina. “En 2022 España repite entre los cinco primeros países del mundo con un consumo de benzodiazepinas situado por encima de las 50 dosis diarias por cada mil habitantes. No cabe repetir que estas sustancias son altamente adictivas y, en el caso de las benzodiacepinas, no debe alargarse su consumo durante más de dos a cuatro semanas”, reflexionó el experto, que recordó también ante los diputados de la comisión la “función vital del sueño” y el impacto que el déficit de descanso tiene en la aparición de comorbilidades, con “efectos devastadores” en todos los sistemas fisiológicos del cuerpo (cáncer, diabetes, ataques cardíacos, infertilidad, aumento de peso, obesidad e inmunodeficiencia) y para la salud cerebral. No en vano, la falta de sueño prolongado se asocia también con la aparición de alzhéimer, ansiedad, depresión, psicosis, trastorno bipolar, suicidio, accidentes cerebrovasculares y dolor crónico.

Ante este gran reto que suponen los trastornos del sueño, el presidente de FESMES lamentó que la formación y acreditación de los profesionales en Medicina del Sueño siga siendo “una asignatura pendiente” en España. En ese sentido, el doctor Carlos Egea interpeló a los presentes para reclamar la creación de un Área de Capacitación Específica en Medicina del Sueño que, en palabras del experto, aportaría seguridad, calidad y atención pormenorizada. “Creemos en la capacidad del Congreso de los Diputados para elevar públicamente la cuestión a los responsables y decisores pertinentes, y esperamos contar con ustedes para dotarnos de la mejor formación y de los mejores profesionales para hacer frente a lo que podemos denominar ya como epidemia de los trastornos del sueño”, argumentó.

En el mismo sentido se expresó el doctor Javier Puertas, secretario de la junta directiva de FESMES, que recordó que a diferencia de lo que sucede en España, “donde los trastornos del sueño siguen ocupando una posición marginal en el conjunto del sistema sanitario, subordinada a la salud mental”, en otros países próximos como Alemania, Francia, Portugal, Hungría y Rumanía, así como en Estados Unidos, Australia y Arabia Saudí, la Medicina del Sueño ya está reconocida como una subespecialidad medica oficial; algo en lo que también están trabajando ya otras naciones como Suecia, Finlandia, Suiza, Holanda y Bélgica.

Para Puertas, este escaso reconocimiento institucional a la Medicina del Sueño en España se traduce en una oferta actual de profesionales “insuficiente” para dar respuesta a las complejas y estructurales necesidades de los trastornos del sueño y puede tener “graves repercusiones asistenciales”, ya que no garantiza una atención de calidad a los pacientes.

“La creación de una ACE fortalecería la profesionalización de la Medicina del Sueño, reconociendo explícitamente sus objetivos, su base científica y metodológica, así como su práctica; y daría respuesta a un creciente problema de salud pública. Indudablemente todos estos elementos contribuirán a mejorar la seguridad y calidad asistenciales, así como la salud de los pacientes, y en última instancia, a revertir los efectos que las actuales carencias de reconocimiento y capacitación oficiales están teniendo sobre el Sistema Nacional de Salud”, concluyó el doctor Javier Puertas.

 


Síguenos en redes sociales




guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments