Comparte esta noticia

Administración, farmacia y pacientes coinciden en la necesidad de habilitar legalmente los nuevos SFP

DIARIOFARMA  |    20.09.2022 - 21:47

“Tenemos por delante la oportunidad de concretar la seguridad legal de aquellas actuaciones y servicios profesionales farmacéuticos que ayuden a mejorar el efecto del medicamento en el paciente y que utilicen toda la capacidad del farmacéutico”. Así se expresó el vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Jordi de Dalmases, durante su intervención en la sesión ‘Paciente crónico y Farmacia Asistencial: abordaje integral, modelos de dispensación. Retos para reducir las desigualdades en salud’, celebrada en el 22 Congreso Nacional Farmacéutico de Sevilla.

A lo largo de la mesa, en la que participaron, además de Dalmases, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; el presidente del Foro Español de Pacientes, Andoni Lorenzo, con el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof), Antonio Mingorance, ejerciendo de moderador, se puso de manifiesto el trabajo excelente que los farmacéuticos han realizado durante la pandemia y se ha coincidido en que es necesario avanzar en materia normativa para que todo aquello que redunde en beneficio del paciente pueda ser llevado a cabo con garantías.

Para Ruiz Escudero, este es uno de los objetivos que se persigue con la nueva Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de Madrid, que busca “dar seguridad legal a la farmacia en su coordinación con otros profesionales, en servicio a los pacientes”. El consejero madrileño explicó que en los últimos años el modelo de atención farmacéutico ha cambiado, al igual que la tecnología, los medicamentos, así como las necesidades a consecuencia de la cronicidad y, por ese motivo, hay que alinear las respuestas de todas las profesiones farmacéuticas.

Ruiz Escudero planteó que a la vista de las competencias y capacidades de todas las profesiones sanitarias, hay que hacer “todo lo mejor para el paciente, en el marco del concepto de sanidad líquida”. A este respecto, no negó la necesidad de avanzar en decisiones de carácter administrativo y de gestión, donde se mejore la coordinación y la organización a todos los niveles.

A este respecto, Dalmases ha insistido en que la profesión farmacéutica ha demostrado a lo largo de los últimos años “su voluntad de avanzar en servicio de los pacientes” y ha explicado que la mejor manera de hacerlo es incorporar a los farmacéuticos a los equipos asistenciales de atención primaria. “Para él, habría que empezar por definir lo que puede hacer el farmacéutico y que los demás profesionales lo sepan”. A este respecto, señaló cuestiones como la conciliación de la medicación o el fortalecimiento de la adherencia.

Esta necesidad de integración ha sido apoyada por el presidente del Foro de Pacientes, quien ha asegurado que “la farmacia es un agente más” del sistema sanitario, por lo que ha reclamado que pueda tener un acceso al historial clínico del paciente y se avance en la comunicación bidireccional con el resto de los profesionales sanitarios. Eso sí, Lorenzo ha pedido una mayor coordinación a nivel nacional para “evitar faltas de equidad donde haya comunidades autónomas con servicios acordes a lo que necesiten los pacientes y otras donde no”.

Además, el presidente del Foro de Pacientes ha planteado a los farmacéuticos la posibilidad de sellar una alianza para fortalecer sus propuestas de iniciativas a la administración. “Los farmacéuticos deben desarrollar una estrategia de servicios a nivel nacional y establecer alianzas con los pacientes para ir juntos a mostrar y convencer” a los gestores del sistema sanitario.

Para Mingorance, dar pasos en este sentido no es más que hacer un “uso racional del farmacéutico”. Para él, especialmente a la vista de los “tiempos de escasez” que se aproximan, “no nos podemos permitir un desperdicio de recursos sanitarios, como son los farmacéuticos. Es una responsabilidad de todos”, ha señalado. Sus palabras han sido apuntaladas por el vicepresidente del CGCOF, quien ha confirmado que los farmacéuticos están “dispuestos a hacer todo”, por lo que hay que inventar los circuitos de colaboración y expandir los servicios más allá de las pruebas piloto tan habituales.

Atención Farmacéutica Domiciliaria

La Atención Farmacéutica Domiciliaria (AFD) tuvo una atención especial durante la mesa. El consejero de Sanidad señaló que “es el momento de hacerlo, por el bien del paciente” y señaló que este es uno de los pilares de la LOAF, que busca evitar el delivery de medicamentos. Además, recordó que actualmente en Madrid hay 4.000 pacientes que están hospitalizados en su domicilio, por lo que la AFD, un paso claramente inferior, no debería ser un problema.

Además, el consejero madrileño consideró que “no le podemos quitar al medicamento el valor que le otorga un farmacéutico” al tiempo que confirmó que, para él, “la entrega del medicamento no es una acción comercial, sino un acto sanitario”, con lo que rechazaba desvincular cualquier acto de entrega de un medicamento de la responsabilidad del farmacéutico.

Dalmases consideró que la mejor manera de luchar contra el delivery es mantener al farmacéutico en todo el proceso de dispensación y entrega de la medicación. Además, consideró que es importante que el sistema defina qué pacientes son los que tienen derecho a la AFD y que, respetando la libertad de elección del paciente, se definan claramente las áreas de influencia de cada oficina de farmacia.

Contra la uberización también se manifestó Andoni Lorenzo, quien lamentó que “muchas veces” se han sentido solos en las denuncias que han realizado al respecto ante Ministerio de Sanidad y consejerías autonómicas. Lorenzo puso de manifiesto que, si en un hospital se llegan a producir problemas y errores con la medicación en un 17% de los casos, con la entrega por parte de mensajerías, los riegos se incrementarían.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments