Comparte esta noticia

AIReF propone 40 medidas para la eficiencia en el gasto público en medicamentos en Aragón

Imagen de una reunión del Consejo Asesor de AIReF, celebrada telemáticamente.

DIARIOFARMA  |    22.11.2022 - 14:15

La AIReF propone 40 medidas para la mejora de la eficiencia del gasto público en el ámbito del gasto en farmacia hospitalaria, ambulatoria y sociosanitaria de Aragón. En particular, sugiere seguir fomentando el uso de medicamentos biosimilares y mejorar el sistema de registro de precios de compra de medicamentos para lograr precios más uniformes

Este es el primero de los  informes que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal publica en relación a las demandas que ha tenido desde cinco comunidades autónomas para que realice estudios para revisión de la gestión en materia sanitaria y farmacéutica, entre otras áreas. El Gobierno de Aragón solicitó a la AIReF en marzo de 2020 estos estudios y la institución aprobó el plan de acción el 25 de noviembre de 2020.

La AIReF  centra su análisis en tres partidas de gasto farmacéutico público en Aragón: el gasto farmacéutico hospitalario, el gasto en medicamentos dispensados a través de receta en oficina de farmacia y el gasto en medicamentos dispensados en centros sociosanitarios.

Estas partidas supusieron un total de 585 millones de euros en el año 2020, una cuarta parte del gasto sanitario total y un 1,6% del PIB de la comunidad. Además, con carácter transversal a estos bloques, se analizan a lo largo de las dife- rentes secciones dos ejes adicionales: los sistemas de información y la estrategia de formación en Uso Racional del Medicamento (URM).

En el bloque del gasto farmacéutico hospitalario, la AIReF constata que la utilización de medicamentos biosimilares en los hospitales de Aragón “presenta un amplio recorrido de mejora, sobre todo si se compara con otras CCAA, y propone continuar fomentando su uso efectuando una planificación estratégica que priorice los tratamientos más adecuados o con mayor potencial para el cambio a biosimilar”.

Además, considera que se deben introducir “incentivos a la prescripción y uso de medicamentos biosimilares, mejorar la formación de los facultativos y medir resultados en salud.  Según la AIReF, una estrategia en esta dirección permitiría alcanzar ahorros de entre 7 y 10 millones de euros a Aragón (que serán mayores a medida vayan apareciendo nuevos biosimilares), adicionales a los 23 millones registrados del consumo de biosimilares en los últimos años siguiendo la estrategia definida por la AIReF en sus anteriores Spending Reviews de gasto farmacéutico de la Administración Central”. A este respecto, cita entre otras cuestiones el impulso a las ganancias compartidas así como a la formación de profesionales.

Sobre la contratación y compra de medicamentos, la AIReF constata que el porcentaje de medicamentos adquiridos de forma normalizada ha pasado de ser prácticamente testimonial en 2018 a suponer el 56,8% en 2020. Los datos provisionales de 2021 confirman esta tendencia alcista. En todo caso, AIReF afirma que Aragón tiene todavía margen de mejora y propone desarrollar a nivel autonómico la Ley de Contratos del Sector Público de Aragón para agilizar la contratación de medicamentos con protección de patente, vinculando su adquisición a la resolución de la CIPM. Por otro lado, también reclama consolidar la estrategia de centralización de la contratación pública, incrementar los expedientes tramitados por parte de los hospitales e incorporar mecanismos de dinámica competitiva aprovechando los sistemas electrónicos de contratación.

Por último, sobre la compra de medicamentos y la negociación de precios, la AIReF señala que “ha encontrado diferencias de precios de compra entre hospitales, por lo que recomienda mejorar la eficacia del sistema de registro para lograr precios más uniformes”. Además, sugiere que el registro se lleve a cabo atendiendo a criterios homogéneos. Asimismo, considera necesario mejorar la integración de los sistemas de información de compras y de farmacia. Estas propuestas permitirían lograr precios de compra uniformes en todos los centros, lo que supone ganancias de eficiencia en las compras para el sistema público que permitirían alcanzar un ahorro estimado máximo de 14,3 millones de euros anuales, un 6,1% del gasto farmacéutico hospitalario.

Gasto en receta médica

En cuanto al bloque del gasto farmacéutico en medicamentos dispensados a través de receta en oficina de farmacia, AIReF ve margen de mejora en las dos figuras especialmente relevantes en la prestación farmacéutica y en el fomento del Uso Racional de los Medicamentos (URM): los Farmacéuticos de Atención Primaria (FAP) y los responsables de URM de los equipos de atención primaria.

En concreto, propone reforzar la figura del FAP a través de una mayor involucración en el apoyo al prescriptor, en la atención farmacéutica al paciente y en el seguimiento de indicadores, trabajando junto con las direcciones y los distintos profesionales de la atención primaria. Asimismo, sugiere reforzar la figura de responsable de URM mediante la definición formal de criterios comunes para su elección relacionados con el propósito de sus actuaciones, así como de los objetivos asociados a sus funciones, con indicadores de seguimiento e incentivos específicos y que se permita liberar tiempo de su agenda para dedicar a sus actuaciones como responsables de URM y potenciar la formación que reciben.

AIReF propone también revisar el modelo de objetivos e incentivos a los profesionales e implantar mecanismos de control y seguimiento de la calidad. Las actuaciones propuestas por la AIReF “tendrían un impacto positivo en términos presupuestarios para Aragón. Por ejemplo, una mejora de dos de los indicadores de calidad de prescripción supondría un ahorro de entre 3,2 y 7,3 millones de euros por año”.

En la última parte de este estudio, dedicada al gasto farmacéutico en medicamentos dispensados en centros sociosanitarios, la AIReF analiza, entre otras cosas, el modelo de prescripción de medicamentos a los residentes y propone la ordenación y estandarización en términos de calidad de los modelos de prescripción. Así, en los centros sociosanitarios que cuentan con médico propio, estos profesionales podrían efectuar una propuesta de prescripción a través de medios digitales y que, según esta propuesta, el médico de atención primaria realice la prescripción en receta electrónica. Para mejorar la coordinación y continuidad asistencial, AIReF recomienda el desarrollo del protocolo de actuaciones conjuntas suscrito entre los departamentos de Sanidad y de Ciudadanía y Derechos Sociales y mejorar la herramienta SIRCovid, entre otras actuaciones. Y para mejorar la dispensación de medicamentos a los centros, AIReF propone la implantación de un sistema eficiente, seguro y orientado fundamentalmente a la calidad en la dispensación de los medicamentos independientemente del ámbito desde el cual se suministre la medicación.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments