Comparte esta noticia

Ministros de Sanidad en Democracia: 26 en 45 años y solo siete sanitarios

CARLOS ARGANDA  |    27.03.2023 - 18:47

El Ministerio de Sanidad ha sido utilizado de forma habitual por parte de los presidentes del Gobierno como una plataforma política para impulsar la carrera de sus titulares. Solo así se explica la rotación tan intensa que tiene y la escasa especialización en materia sanitaria que se ha visto de forma habitual.

Desde la llegada de la democracia ha habido un total de 25 ministros de Sanidad, 26 si contamos al hoy nombrado, José Manuel Miñones. Esto hace que el reemplazo medio se produzca a los 21 meses, es decir, ni dos años en el cargo de media.

Ni que decir tiene que esta escasa duración de la trayectoria, unido a la falta de formación específica y, por tanto conocimiento mínimo del sector de la mayoría de los designados ministros de Sanidad a lo largo de la historia reciente, hace que el Departamento sanitario sufra importantes vaivenes y dependa casi exclusivamente de lo que los segundos y terceros niveles ejecutan. Cuando un ministro empieza a entender y comprender lo que es y significa la Sanidad, es lanzado hacia su siguiente meta política. Algo que desde algunos ámbitos ya se está sugiriendo que ocurrirá con el propio Miñones, al igual que sucedió con Salvador Illa.

Es cierto que ha habido algunos casos relevantes que han llevado la permanencia media hacia abajo, como son la mayoría de los primeros ministros de la UCD, pero también algunos otros casos que estuvieron menos de un año al frente del Ministerio de Sanidad. Cinco ministros (Alberto Oliart Saussol, Jesús Sancho Rof, Julián García Valverde, Fátima Báñez y Carmen Montón Giménez) estuvieron menos de un año y 17, el 68% del total, no llegaron a cumplir el segundo aniversario en el cargo.

Por el contrario, es relevante que solo ha habido tres casos en los que una única persona ha estado al frente del Ministerio durante una legislatura completa: Ernest Lluch, en la primera legislatura de Felipe González, con una duración de 3,6 años; Julián García Vargas en el segundo gobierno socialista, estando al frente del Ministerio 4,6 años y José Manuel Romay Beccaría, en el primer gobierno de José María Aznar, con cuatro años justos en el Ministerio.

Si se analiza la duración de los ministros en función del partido al que pertenecía, cabe señalar que los ministros de UCD superaron de media por poco el año de titularidad en el cargo (395 días). Por su parte, los del PSOE y PP han estado aproximadamente el mismo tiempo en promedio, 723 para los socialistas y 750 días para los populares.

Por presidentes del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo es el que menos tiempo ha mantenido a sus ministros de Sanidad. Solo 322 días. Tras él, Pedro Sánchez con solo 438 días de media para sus cuatro (ahora cinco) ministros y, muy próximo, Adolfo Suárez, con 444 días de media cada uno de sus tres ministros. Zapatero tuvo cuatro titulares de la cartera sanitaria con una media de 701 días cada uno, mientras que a Aznar y González les duraron sus máximos dirigentes sanitarios una media de 968 y 980 días, respectivamente.

Abogados y economistas

Otro aspecto relevante que analizar sobre los titulares de la cartera sanitaria es su formación académica. Hubo que esperar casi 20 años para que el primer sanitario alcanzara la mayor representatividad en su ámbito. Fue Romay Beccaría en 1996. Tras él, solo Ana Pastor; Bernat Soria; Carmen Montón y María Luisa Carcedo habían tenido formación sanitaria, siempre licenciados en medicina. Ahora es un hito que el nuevo ministro, José Manuel Miñones, sea licenciado y doctor en Farmacia. Solo la cuarta parte de los ministros de Sanidad de la democracia tenían formación sanitaria.

La formación más habitual de los ministros de Sanidad en todo este tiempo ha sido la de derecho, con 11 representantes; mientras que los economistas ascienden a cuatro. Sociólogos, filólogos, filósofos, ingenieros o físicos completan el cuadro.

 


Síguenos en redes sociales




guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments