Comparte esta noticia

Farmaindustria: “El gasto ha sido y será sostenible; lo que no es sostenible es no invertir en innovaciones”  

José Ramón Luis-Yagûe, Isabel Pineros y Pedro Luis Sánchez.

CARLOS ARGANDA  |    06.10.2022 - 20:30

A lo largo de los últimos veinte años el gasto en medicamentos se ha mantenido estable en relación con el crecimiento del producto interior bruto (PIB). En concreto, entre 2003 y 2019 el PIB nominal ha crecido 1,55 veces, mientras que el gasto farmacéutico público total ha crecido 1,54 veces, manteniéndose a lo largo de todo este periodo un porcentaje del PIB próximo al 1,5%.

El director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, Pedro Luis Sánchez, interpretó a la vista de estas cifras que “el gasto farmacéutico ha sido sostenible y lo seguirá siendo. Lo que no es sostenible es un sistema sanitario que no invierta en nuevos medicamentos”. Las palabras de Sánchez fueron pronunciadas durante su intervención en el XVIII Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación y se acompañaron de un respaldo a la tarea que la administración ha realizado también para asegurar esa sostenibilidad: “El regulador lo ha hecho bien ya que ha conseguido que el gasto no supere el crecimiento del PIB”, aseguró. Pepo Sánchez fue más allá y, de cara al futuro, a la vista de las previsiones de crecimiento económico y de comportamiento del mercado farmacéutico, se mostró convencido de que la situación se mantendrá similar en los próximos años: “No parece que el crecimiento de gasto farmacéutico español vaya a desbordar el crecimiento del PIB”, aseveró.

Sánchez consideró que para hablar de sostenibilidad hay que fijarse en dos variables y dos dimensiones. Por un lado, los costes de inversión, así como los beneficios que trae. Y, por otro, las dimensiones espaciales y temporales. A este respecto, criticó que “muchas veces se ven análisis parciales” que evalúan solo las nuevas incorporaciones de medicamentos a la cartera y sus impacto económico, pero no se analiza las reducciones de precio por la competencia de genéricos y biosimilares, así como los efectos sanitarios, sociales y económicos que van aparejados al uso de medicamentos innovadores.

Para apoyar aún más su reflexión, el responsable de Estudios de Farmaindustria expuso un reciente estudio elaborado por Frank Lichtenberg que evaluó lo que hubiera ocurrido con el gasto sanitario y en medicamentos en caso de que no se hubieran comercializado nuevos fármacos desde 1982. Los resultados obtenidos señalan que, como es lógico, el gasto en medicamentos habría bajado sensiblemente, pero se produciría un incremento de costes asociados a la hospitalización por el peor estado de salud que superaría el ahorro obtenido. De este modo, finalmente se alcanzaría un coste total muy superior en el escenario de no lanzamiento de innovaciones, al tiempo que la salud general de la población y su aportación a social y económica, sería mucho menor.

Estas cifras demostrarían, tan sólo en el ámbito de la economía y de los costes, que los análisis de sostenibilidad deben ser mucho más amplios para no tomar decisiones sesgadas, además de tener en cuenta los resultados en salud.

Propuesta de cambios en procedimientos

En la misma mesa también participó la directora del Departamento de Acceso de Farmaindustria, Isabel Pineros, quien profundizó sobre la visión y actuaciones de los organismos reguladores.

Más allá de los resultados obtenidos hasta ahora, en lo que se refiere al acceso Pineros consideró necesario impulsarlo y acelerarlo. Por ese motivo, la patronal realizó hace unos meses una propuesta de mejora de los procesos de financiación y precio.

Entre las cuestiones planteadas para asegurar que se cumple con el plazo de 180 días fijado legalmente para la comercialización de medicamentos, Farmaindustria reclama una reforma del procedimiento de financiación y fijación de precio con el establecimiento de un cronograma, un intercambio reglado de información entre la compañía y el Ministerio, así como la posibilidad de audiencia pública de la industria ante la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos (CIPM).

En relación con el plan de consolidación de los IPT, que es una de las mayores fuentes de retraso, Pineros recordó que se ha establecido como obligación tanto para los nuevos medicamentos como para las nuevas indicaciones y eso “genera un volumen de trabajo para el que no hay recursos”.

Bajando al terreno de lo contesto, Pineros señaló como elemento clave establecer una “separación clara entre evaluación terapéutica, económica y los decisores”, así como ofrecer explicaciones a los interesados que participen en el proceso, como puede ser la industria, profesionales y pacientes, acerca de las objeciones planteadas en los procesos de alegaciones. Igualmente, la responsable de Acceso reclamó una actualización de los IPT de acuerdo con la información que se vaya generando.

Por otro lado, la patronal también reclama un sistema de acceso temprano, al estilo del de Francia o Alemania. Según Pineros, este acceso temprano “puede ser previamente al proceso de financiación o hacer un procedimiento rápido de financiación y luego revisarlo”.

En cuanto a los criterios para la financiación de medicamentos, la responsable de Farmaindustria recordó que la legislación incluye varios, pero lamentó que “la mayoría de las decisiones de no financiación” se ciñen a los dos criterios económicos. Por ello consideró que “no todo es vincular al impacto presupuestario”.

Por último, la mesa fue cerrada por el director del Departamento de Relaciones con las comunidades autónomas, José Ramón Luis-Yagüe, quien realizó una revisión por los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas y destacó las grandes diferencias existentes en términos per cápita entre ellas.

Luis-Yagüe abordó también la “comisionitis” existente en España en materia de comisiones autonómicas asesoras de la prestación farmacéutica y recordó que actualmente 15 de las 17 comunidades autónomas disponen de una de ellas y que las dos restantes, están en proceso de creación.

El responsable de relaciones con las CCAA también abordó en la situación de los visados de inspección y, aunque reconoció que se ha mejorado mucho en los tiempos de espera, recordó que durante la pandemia se relajaron estas medidas y se ha visto “que no tuvo impacto” sobre el consumo de medicamentos.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments