Comparte esta noticia

El paciente, elemento esencial para mejorar la calidad y la sostenibilidad del sistema

DIARIOFARMA  |    29.11.2021 - 13:14

Fomentar que los pacientes participen en las iniciativas que promueven la calidad asistencial contribuye a una mayor seguridad y a la sostenibilidad del sistema sanitario. Así ha quedado patente durante el II Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), que ha incluido una mesa titulada ‘El paciente en la mejora de la calidad asistencial’, que ha contado con la colaboración de Grünenthal, y ha sido moderada por Paloma Casado, responsable de Humanización del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

La mesa buscaba visibilizar el papel de los pacientes en el fomento y la mejora de la calidad asistencial. Partiendo de esta premisa, la moderadora ha dado paso a los distintos ponentes que han intercambiado ideas y han explicado sus iniciativas para fomentar que, desde sus distintos ámbitos, los pacientes formen parte en sus proyectos de calidad asistencial. Entre los ponentes, la mesa ha contado con Elena Bartolomé, de la oficina regional de Coordinación Oncológica del Servicio Madrileño de Salud; Mª Dolores Navarro, directora científica de la Escuela de Salud del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona; Manuela Monleón, enfermera asistencial del Centro de Salud Legazpi de Madrid, y Víctor Rodríguez, cofundador de la Fundación Más que Ideas.

Según ha explicado Casado, la participación del paciente es “clave” en la mejora de la calidad de la asistencia sanitaria. “Siempre aporta su punto de vista, su vivencia, que es distinta a la que podemos tener cualquiera. Pero no solo eso: el paciente atesora un conocimiento sobre la enfermedad que es complementario al que podemos tener a nivel clínico o asistencial. Además, conoce la organización asistencial en su totalidad, y, en muchas ocasiones, tiene objetivos que no coinciden exactamente con los de ésta”, ha precisado. “Además, el paciente tiene derecho a participar como ciudadano en todos los ámbitos que afectan a su salud. Es un derecho democrático y facilita la efectividad de las intervenciones y la rendición de cuentas”, ha añadido.

Pero no solo eso. La participación del paciente contribuye a la seguridad asistencial, según ha indicado Casado. “Nosotros conseguimos que esté más formado e informado y que participe en la gestión de su enfermedad, cosa que disminuye los efectos adversos, mejora la conciliación de la medicación y la adherencia terapéutica. Todo ello ayuda a ofrecer mejores resultados en salud y, en muchas ocasiones, a un mejor uso de los recursos y por ende a la sostenibilidad del sistema. 

Para que el paciente aporte al sistema no hace falta una formación previa, de acuerdo con lo que ha expresado Casado. “El propio conocimiento que tiene sobre su enfermedad y sobre el sistema ya nos da claves para el rediseño de los procesos”, ha incidido. Según ha explicado esta responsable, esta colaboración se puede dar a distintos niveles: el paciente se puede relacionar a nivel individual con su profesional sanitario de confianza; pero también puede participar en la definición o el rediseño de los procesos asistenciales de su centro de Atención Primaria, o incluso puede participar al nivel de la macrogestión, a través de mecanismos de cogestión con las consejerías o con el Ministerio.

Entre las posibilidades para fomentar esta participación, la moderadora ha reseñado desde la posibilidad de crear comités de pacientes, hasta incluirles en las diferentes comisiones y grupos de trabajo que se creen para estudiar los temas. “Dependiendo de cuál es el objetivo de la participación, haremos un grupo focal, una comisión o una participación más individual a través de entrevistas”, ha expresado.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments