Comparte esta noticia

Una nueva etapa

DIARIOFARMA  |    11.09.2022 - 20:50

Artículo de opinión de José María López Alemany, director de Diariofarma.

Se abre una nueva etapa en el Ministerio de Sanidad y, especialmente, en lo que se refiere al ámbito de la prestación farmacéutica, con la llegada de César Hernández al frente de la Dirección General de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia.

El nombramiento ha sido muy bien recibido por los agentes del sector, que habían echado en falta una mayor comunicación y contacto directo con los responsables ministeriales y, especialmente, su predecesora, Patricia Lacruz; que, en su exceso de celo por mostrar independencia y evitar susceptibilidades sobre conflictos de interés, limitó al máximo su participación pública y su relación con los agentes del sector. Algo que considero un error.

En su primera intervención pública, Hernández ha querido trasladar su intención de romper con ello y ha comprometido diálogo sobre todo y con todos para, de este modo, edificar su legitimidad para la toma de decisiones. “Seguiré hablando con todos; no compromete a nada y legitima las decisiones”, aseguró y repitió varias veces a lo largo de su intervención en el XXI Encuentro de la Industria Farmacéutica, organizado por Farmaindustria, que se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

No hay que olvidar que un director general de Cartera y Farmacia del Ministerio de Sanidad no es un mero gestor de procedimientos de financiación y precio de medicamentos, con lo importante que esto solo sería. En su labor, además, impulsa la acción normativa y legislativa del Gobierno en el ámbito farmacéutico, construye procedimientos, establece criterios de decisión y coordina a las comunidades autónomas en los procedimientos de evaluación y financiación de medicamentos. Hablar con todos, recabar ideas y opiniones así como diferentes puntos de vista, es algo obligado en un ámbito de tanta importancia sanitaria, social, industrial y económica ya que puede ofrecer nuevos puntos de vista y soluciones a los problemas existentes.

Este cambio de talante ha sido bienvenido por parte de la industria. Así lo explicitó ante Hernández el pasado viernes Juan José F. Polledo, Corporate Affairs director de Takeda España, quien planteó que el resultado final puede ser el mismo, pero mientras haya diálogo, explicaciones y posibilidad de ofrecer distintos puntos de vista, la sensación y las explicaciones que se pueden ofrecer en los ámbitos multinacionales, son muy diferentes. Polledo expuso esta misma reflexión en un reciente artículo de opinión publicado en Diariofarma antes del verano.

Siguiendo con la visión expresada por el dirigente de Takeda, nadie puede pensar que, al menos en el corto plazo, la gestión de la prestación farmacéutica y su resultado en forma de aprobaciones, plazos y precios vaya a mejorar sensiblemente de acuerdo con los intereses de la industria. Aunque también es cierto que se observa un posible impulso político, al menos en cuanto a la necesidad de reducir los plazos para la comercialización efectiva de medicamentos en nuestro país. Así lo han articulado en la última semana varios dirigentes sanitarios socialistas, como es el caso de los consejeros de Cantabria y Extremadura, Raúl Pesquera y José María Vergeles respectivamente, para buscar solución al grave problema del largo plazo que transcurre entre autorización y comercialización de los medicamentos en nuestro país. La clave de todo, por donde hay que empezar, es por considerar la prestación farmacéutica como una inversión y para ello es necesario evaluar los resultados en salud y los costes más allá del efecto directo en el sistema sanitario. En este sentido, además, las evaluaciones, aunque entrañe dificultad, deben aproximarse al ámbito social lo más posible para asegurar una asignación adecuada de los recursos.

Otro aspecto relevante, del cual Hernández es experto, es la necesidad de tener presente la foto de la vida del medicamento como un único proceso. Esta cuestión fue expuesta por el nuevo director general, y su consideración puede suponer cambios relevantes para los procedimientos.

Prioridades

En lo que se refiere a las cuestiones concretas que marcarán la agenda del nuevo director general, Hernández ya ha señalado que la modificación de la ley de garantías es su prioridad número uno. Además, ha adelantado que quiere que la norma resultante sea considerada una ley de todos y que se apruebe con la mira puesta en perdurar. Si consigue que esto sea así, como espero, será una buena ley para dar respuestas a los profundos retos que se avecinan en el sistema sanitario y en el ámbito más concreto del medicamento.

Hernández también tendrá como otra tarea esencial la necesidad de impulsar mejoras en el ámbito de la transparencia, participación de los interesados y la predictibilidad de los procedimientos. Igualmente, es necesario impulsar las evoluciones de los sistemas de información como Valtermed o, tal y como también señaló en su intervención, realizar el análisis de cómo está funcionando Revalmed y, en su caso, proponer cambios de mejora. 

Por último, pero no menos importante, me gustaría poner de manifiesto otro asunto. El nombramiento de César Hernández rompe con una trayectoria de más de cinco años de directores de Cartera y Farmacia que previamente han sido responsables de Farmacia en sus comunidades autónomas (primero Encarna Cruz, procedente de Madrid, y luego Patricia Lacruz, procedente de la Comunidad Valenciana). Este cambio también puede ser significativo ya que puede significar avanzar hacia una mayor equidistancia entre la función reguladora del Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas y el resto de los agentes del sector. Creo que eso puede ser positivo para el sistema y, especialmente para la sociedad.

No querría finalizar estas líneas sin agradecer públicamente a Patricia Lacruz el trato personal que siempre ha tenido conmigo, aunque no siempre hayamos coincidido en nuestras visiones. Y,  por su parte, a César Hernández, desearle acierto en las decisiones que tome y fortaleza para cumplir con su promesa de no cambiar en la manera de comportarse y mantener el diálogo con el sector.


José María López Alemany es director de Diariofarma.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments