Comparte esta noticia

Los retos del ámbito farmacéutico procedentes de Europa, a debate

Los participantes en cada una de las mesas de la jornada.

OLGA VILANOVA  |    31.05.2022 - 23:18

En los últimos años, desde la Unión Europea se están desarrollando una serie de iniciativas normativas que cambiarán a medio y largo plazo muchos aspectos relacionados con el medicamento y los sistemas sanitarios.

Con el objetivo de profundizar en estos cambios que se están impulsando a nivel europeo, la compañía farmacéutica Boehringer Ingelheim, en colaboración con la consultora Levin Institutional Health Affairs, han celebrado la I edición de un ciclo denominado “Diálogos con Europa. Abriendo paso al futuro de la salud”.

El acto, que ha contado con dos mesas de debate, ha sido presentado por el director general de Boehringer Ingelheim, Peter Ploeger, quien ha señalado el fuerte compromiso de su compañía por la innovación y sostenibilidad. Además, Ploeger resaltó la importancia de estos encuentros para la búsqueda constante de soluciones para patológicas con necesidades médicas todavía no cubiertas dirigidas a mejorar la calidad y expectativa de vida de los pacientes. “Profundizar y conocer la importancia de las políticas sanitarias europeas, además de fomentar una conversación enriquecedora en torno de los pilares de la UE en materia sanitaria” son esencial para conocer los distintos puntos de vista y crear sinergias que permitan avanzar hacía un futuro más próspero y seguro”, ha explicado el director general de la compañía.

La primera mesa, moderada por la directora del Departamento Internacional de Farmaindustria, Icíar Sanz, ha contado con la participación del Consejero de Sanidad y Consumo de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (UE), Francisco Sevilla y la europarlamentaria por el Grupo Renew Europe (TBC), Susana Solis. 

En su introducción, Sanz abordó la Estrategia Farmacéutica Europea e hizo referencia a los pilares y objetivos que comprende. Además, Sanz ha querido dejar patente el compromiso de la industria farmacéutica, respecto a los objetivos de la estrategia. Esta experta destacó también la necesidad de contar con certidumbre jurídica y predictibilidad con el fin de que la industria farmacéutica pueda poner en el mercado estos nuevos tratamientos.

Sanz mostró su preocupación por los cambios que se pueden producir a nivel regulatorio en materia de incentivos en ámbitos como los medicamentos huérfanos y pediátricos. Y, del mismo modo, advirtió de que en los próximos años Europa puede perder oportunidades de inversión y de empleo cualificado si no ofrece incentivos y señales de protección intelectual y defensa de la innovación. “No se trata de saber si se va a generar o no innovación, se trata de saber dónde se va a producir”, señaló la representante de Farmaindustria.

Por su parte, Francisco Sevilla, ha recordado la distribución de competencias en materia sanitaria y el diferente peso de los presupuestos nacionales y europeos en esta cuestión. Sevilla aseguró que, a pesar de que las competencias se definen correctamente en el Tratado Europeo, no hay unas fronteras claras, respecto a las competencias en el ciclo del medicamento que “es continuo”. En este sentido, recordó las conclusiones que ha realizado el Consejo Europeo y que son claves para conocer cúal es la política farmacéutica que se está realizando en Europa. 

Con respecto a la problemática del acceso, que se aborda de forma profunda en la Estrategia Farmacéutica Europea, el Reper fue contundente al afirmar que “el acceso no es solo poner medicamentos en el mercado es conseguir que estos lleguen a los pacientes”. Además, Sevilla aseguró que el reto de esta estrategia debería ser “reconstruir la confianza entre los diferentes agentes y también entre las instituciones europeas y la de los Estados miembros, con el fin de ser capaces de garantizar un acceso adecuado a los medicamentos, lo que significa que el paciente los reciba”.

Por su parte, Susana Solis abordó el “rol del parlamento europeo” y la forma de trabajar en el mismo. En este sentido, destacó que “para cualquier legislación es necesario el acuerdo de los tres grandes grupos”. Respecto de la revisión de la legislación farmacéutica y la de los medicamentos pediátricos y huérfanos, además de contar con un espacio europeo de datos sanitarios, consideró que “será fundamental si queremos que Europa lidere en materia sanitaria y que sea competitiva además que se pueda contar con los 450 millones de datos sanitarios que es la gran riqueza de nuestros sistemas de salud”.  

En relación con la cuestión de la bajada de incentivos, Solis aseguró que “no se habla de reducir los incentivos sino de revisar y buscar otra forma de llegar a esos incentivos”, y apuntó que es lo que pide el Parlamento. En esta cuestión, también se pronunció Sevilla que señaló que “el problema no es más o menos incentivos”, ya que, según él, hay acuerdo en que se necesitan incentivos, pero deben ser “incentivos que funcionen, de una forma distinta, ya que el tema de la competitividad no es un problema de incentivos, sino un problema mucho más global y no se debe pensar que los incentivos son la pieza única y esencial”. 

Hacia un sistema sanitario robusto

La segunda mesa contó con la participación del jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), Cesar Hernández y la subdirectora general de Terapia Celular y Medicina Regenerativa en ISCIII, Pilar Gayoso y fue moderada por el director de Diariofarma, José María López Alemany.

Cesar Hernández señaló la importancia de las conclusiones de la presidencia de Países Bajos que hacían referencia a un reequilibrio, un nuevo balance de “todo lo que teníamos”. Según apuntó, es necesario “ser conscientes y no mirar para otro lado o mirar solamente una parte del problema”. Además, recalcó que el otro problema al que nos enfrentamos en relación a los medicamentos son aquellos “viejos, abandonados, desabastecidos, que siguen teniendo valor, incluso en algunas ocasiones mayor valor que los nuevos”. Por ello, destacó la necesidad de buscar un reequilibrio, repensando todo el sistema farmacéutico ya que “negar que estamos ante un problema, sería la peor solución”. 

Hernández también hizo referencia a la oportunidad que puede ofrecer contar con un “espacio europeo de datos” ya que puede ofrecer una forma nueva de desarrollar medicamentos y mantenerlos en el mercado a lo largo de todo su ciclo de vida. Por ello, para Hernández “es necesaria una visión amplia y sin reduccionismos”. 

Por su parte, Pilar Gayoso puso el foco en la importancia de la investigación e innovación para lograr conseguir una mayor robustez del sistema sanitario. Esta experta señaló que contamos con un sistema sanitario público y de acceso universal que tiene un catálogo de prestación de servicios muy amplio en cuestión de equidad. No obstante, apuntó que se enfrenta a retos muy importantes “que la pandemia ha hecho aún mucho más evidentes”. Además, Gayoso aseguró que “estos retos deben enfrentarse conforme a las necesidades de salud que tienen los ciudadanos”, pero, también debe atenderse a la capacidad tractora de desarrollo económico y de generación de riqueza que tiene el sistema de salud. Por ello, consideró que la investigación e innovación son elementos críticos a desarrollar y así se contempla en el Plan de Transformación. 

Gayoso hizo referencia al desarrollo del PERTE de Salud de Vanguardia que se aprobó en noviembre de 2019, siendo uno de los aspectos clave para promover la mejora en innovación y su implementación, tanto en la atención sanitaria como en la generación de riqueza. En este sentido, resaltó la importancia de la colaboración de todos los agentes implicados que “lleve de la mano a avanzar en resultados reales”. Esta experta destacó que en innovación hay un largo camino por recorrer y aquí es donde el sector público y privado tiene que avanzar en una cooperación real y que lleve a “situarnos en el papel de liderazgo dentro de la UE y en las políticas que están desarrollando”.

A preguntas del moderador los ponentes abordaron qué cambios en actividades regulatorias e investigación se deben asumir y mantener de aquí a un futuro para hacer un sistema más robusto. En este sentido, Hernández aseguró que la pandemia “nos ha puesto de frente a muchas cuestiones que ya estaban latentes”, Según dijo, de forma positiva es que se han encontrado soluciones.Todo ello “ha servido para identificar modelos de acceso innovadores”, destacó. Respecto a su permanencia en el tiempo señaló que en relación a “la parte de acceso” si se justifica se podrá mantener; sin embargo, la forma de organización de los sistemas sanitarios, que es una competencia estatal, por lo tanto tiene que respetar esa capacidad de organización que los países tienen que tener y no está previsto en la hoja de ruta que “nadie renuncie”. Respecto a las flexibilidades regulatorias Hernández señaló que deben mantenerse y espera que la nueva regulación lo permita.

El turno de preguntas del público contó con la participación de Ruben Moreno, portavoz del Partido Popular para la UE en el Congreso y Senado, quien resaltó que el gran problema que tiene la industria es que “en general las administraciones llevan el gorro de comprador confundiéndose, a veces, el comprador con el regulador”. A este respecto, consideró que es necesario compartir el precio de los medicamentos y hacerlo de forma estructural. 

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados y ex ministra de Sanidad, Ana Pastor, también intervino y señaló la importancia de conocer las medidas adecuadas que deben abordarse para robustecer el sistema, donde recordó la necesidad de pensar en la sostenibilidad del sistema sanitario, ya que cuando se habla de gasto sanitario únicamente se habla de medicamentos. En este escenario, mostró su preocupación respecto de la evaluación continua de los fármacos que ya están en cartera, y por otro lado, la incorporación de nuevos fármacos al sistema, así como la tecnología.

La jornada fue clausurada por la directora de Public & Government Affairs de Boehringer Ingelheim España, Concha Marzo, que valoró positivamente el evento. Marzo consideró necesario recuperar el terreno perdido en los últimos años en investigación biomédica en Europa y resaltó que es necesario y de vital importancia anticiparse y estar preparados ante los nuevos retos “aprendiendo del pasado y construyendo el futuro para avanzar hacía la vanguardia mundial de la salud y el bienestar, convirtiendo la salud y lo que le rodea en un pilar estratégico de nuestro país”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments