Comparte esta noticia

Yermo ve el diálogo y consenso como claves para un sector de largo plazo

Juan Yermo, director general, y Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

CARLOS ARGANDA  |    04.10.2022 - 20:24

“Quiero enviar un mensaje sobre la importancia del diálogo, de comunicarse, buscar consenso. Somos todo menos cortoplacistas, somos un sector de largo plazo”. Así, lo ha expresado el director general de Farmaindustria, Juan Yermo, durante su participación en el XVIII Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación.

El director general ha querido dejar claro que la actividad farmacéutica es “de largo plazo, alto riesgo y elevada inversión” y ha puesto de manifiesto la importancia del mismo en España, algo que se ha visto de forma clara con la covid. Yermo ha recordado que España ha sido el primer país de Europa por número de ensayos clínicos relacionados con la pandemia y el cuarto del mundo. Esta circunstancia “da idea de la importancia del sector farmacéutico en un trabajo conjunto con los profesionales, los hospitales, las administraciones”, ha asegurado. Además, ha recordado que hay cuatro plantas de producción involucradas en la fabricación de vacunas de la covid.

Estas reflexiones han permitido a Yermo expresar su “orgullo” por el tejido industrial farmacéutico existente en nuestro país, al tiempo que ha manifestado que sería posible “ampliarlo más”. Igualmente, ha considerado que el “éxito de la investigación clínica” podría ser replicable en otras áreas de I+D, como la investigación básica, preclínica y traslacional.

Para enmarcar todo lo que el sector farmacéutico puede realizar en España, hace ya unos meses Farmaindustria propuso a varios ministerios del Gobierno la elaboración de un Plan Estratégico, en consonancia con lo recogido en el componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que permitiera impulsar este sector.

El subdirector general de Farmaindustria, Javier Urzay, ha sido el encargado de dar detalles acerca de este plan que, tal y como explicó debería tener tres prioridades que, además, se encuentran alineadas con la Estrategia Farmacéutica Europea. Por un lado, trabajar por cubrir necesidades médicas no cubiertas y por ampliar el acceso a las innovaciones; por otro, incrementar la competitividad de la industria y el fomento de la I+D y, por último, fomentar la resiliencia frente a crisis sanitarias.

En cuanto al acceso, Urzay ha puesto recordado los datos del estudio Wait elaborado por IQVIA, según el cual, edición tras edición, se acumulan retrasos en nuestro país, “ampliando la brecha que nos separar de países como Alemania, Francia o Reino Unido”, señaló. Esta circunstancia, “trae problemas para los pacientes, el sistema sanitario y la industria” y, por ese motivo quieren impulsar un “proceso de diálogo para tratar de reducir esos retrasos”. A este respecto, recordó que la patronal tiene “propuestas específicas para disponer de un proceso adecuado de precio y financiación”.

En relación con la I+D, el subdirector general de Farmaindustria señaló que la investigación clínica está “íntimamente relacionada” con la calidad asistencial, por lo que apostó por “reforzar las estructuras de apoyo” a la I+D para consolidar y mejorar una situación de “liderazgo” muy importante a nivel mundial, ya que para muchas compañías España es el segundo país en importancia en ensayos clínicos. “Queremos que España se convierta en un hub internacional de investigación básica, clínica, traslacional”, señaló Urzay.

Modificación de la Ley de Garantías

Con respecto a asuntos de actualidad, como la modificación de la Ley de Garantías que está en curso, Farmaindustria espera que se trate de una “reforma consensuada”, para lo que han realizado aportaciones en relación con las materias señaladas en la consulta pública previa lanzada por el Ministerio de Sanidad. En materia de acceso, Urzay señaló que insisten en aspectos de procedimiento si bien considera que la norma deja “mucho espacio para construir” y que podría haber directrices de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM) o su propio reglamento que avanzara en la línea que ellos proponen.

En lo que se refiere al sistema de precios de referencia (SPR), sí que señaló cambios concretos que la nueva norma debería permitir. “Debe haber flexibilidad para hacer excepciones y excluir medicamentos” como los huérfanos, que ya no están incluidos, pero también reclaman que se recojan excepciones a los “medicamentos estratégicos, según la definición propia de la Aemps”. Igualmente, desearían la valoración de los medicamentos de innovación incremental, que consideran “de utilidad para el SNS”. A este respecto, Urzay estimó que “hay sensibilidad por parte del Ministerio”.

Otra de las cuestiones de importancia para la industria en la modificación de la Ley de Garantías se refiere a la ampliación del alcance de la disposición adicional sexta a las ventas de medicamentos a nivel hospitalario y no solo de oficina de farmacia. Desde la base de que conceptualmente no están de acuerdo con la misma ya que es algo “atípico que la financiación de investigación biomédica pública se realice a partir de una tasa”, la patronal rechaza la modificación ahora planteada. “No nos parece adecuada su extensión a los hospitales”, señaló Urzay, quien consideró que podría tener un “efecto rebote sobre el gasto farmacéutico hospitalario” ya que supone un coste adicional que las compañías deben asumir junto al incremento a causa de la inflación, lo que contribuiría a “drenar la capacidad de inversión del sector”. Por todo ello, el subdirector de Farmaindustria planteó que quieren mantener una “discusión abierta ya que creemos que podemos tener otros modelos de colaboración”

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments