Comparte esta noticia

La implicación de los pacientes en el servicio de farmacia contribuye a la sostenibilidad

Participantes en la jornada que se llevó a cabo en el Hospital de Valdecilla.

DIARIOFARMA  |    17.11.2022 - 12:12

“Si queremos corresponsabilizar a los pacientes del cuidado de su salud tenemos que incluirles dentro de la organización; los pacientes conocen sus patologías y su incorporación en el diseño de protocolos de ensayos clínicos y en la evaluación de resultados nos ayudarán a comprender el valor que los tratamientos innovadores aportan a la práctica clínica real”. Así lo asegura Raquel Olalla, directora general de Ordenación, Farmacia e Inspección de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, con motivo de la celebración del II Aula de Economía y Resultados en Salud enmarcada dentro de la Cátedra en Economía de la Salud y Resultados en Enfermedades Inmunomediadas de la Universidad de Cantabria y la biotecnológica Galapagos.

Este simposio, organizado en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla bajo el nombre de ‘Innovación en los servicios regionales de salud: el caso de la farmacia’, contó también con la presencia de Antonio López, subdirector de Farmacia y Prestaciones del Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea. “La ventaja principal de contar con los pacientes es que diseñaríamos procesos y circuitos pensando en sus necesidades y menos en las peticiones de las organizaciones”, aseguró.

La cronicidad es uno de los principales retos del Sistema Nacional de Salud (SNS), en este sentido “el paciente tiene que estar implicado en la toma de decisiones de su enfermedad, ya que esto va a conllevar una mayor adherencia al tratamiento y se obtendrán mejores resultados contribuyendo a la sostenibilidad del SNS. En este sentido, las nuevas tecnologías en salud son una herramienta fundamental para el seguimiento de los pacientes crónicos”, apuntó Olalla.

“El desarrollo de los procesos asistenciales integrados en la práctica clínica se ha convertido en una buena estrategia para incorporar la visión y la experiencia del paciente en el circuito asistencial, logrando mejorar la eficacia clínica y la seguridad”, añadió, por su parte, Concepción Carmona, subdirectora de Gestión Farmacéutica del Servicio Extremeño de Salud.

El foro ha brindado “una oportunidad excelente para analizar los retos que determinarán el futuro de la prestación farmacéutica, así como evaluar el desarrollo competitivo, la incorporación de la innovación farmacológica y diagnóstica, o el desarrollo de nuevos mecanismos de financiación pública”. “En Galapagos apostamos por estos encuentros con el fin de seguir velando por la sostenibilidad del SNS, escuchando a todas las partes por igual”, explicó Rubén de la Fuente, director de Valor, Acceso al Mercado y Relaciones Institucionales de Galapagos.

La digitalización y humanización

Los expertos reunidos también quisieron destacar que las nuevas herramientas tecnológicas están abriendo un nuevo escenario de posibilidades de comunicación con los pacientes. “Se ha comprobado que la digitalización de ciertos procesos está contribuyendo a la humanización, ya que permite a los profesionales sanitarios optimizar el tiempo dedicado a la atención de los pacientes, haciendo un seguimiento más estrecho y personalizado a través de estas herramientas”, matizó Olalla.

En el ámbito de la farmacia, como ejemplos de innovación que mejoran la humanización de la atención farmacéutica, la directora general señaló “la comercialización de nuevos sistemas que facilitan la administración de medicamentos, como inhaladores más sencillos en su manejo, o bien mediante la innovación en los procesos con la simplificación de tratamientos que favorecen la adherencia o el caso de la telefarmacia, intentando acercar los medicamentos al entorno del paciente y evitando su desplazamiento al hospital”.

En esta dirección, López recordó que el principal reto actual de la industria farmacéutica en cuanto a I+D es conseguir que “la innovación sea asequible para quien debe incorporarla, así como intentar innovar en aquellas áreas donde existan necesidades terapéuticas”. Asimismo, Carmona señaló como “necesario” que para innovar en todos los niveles de la atención sanitaria “es importante dotar de recursos a las comunidades autónomas”.

Por último, los representantes reunidos no quisieron olvidar que los servicios regionales de salud ya están utilizando la Inteligencia Artificial y el Big Data con importantes beneficios para los pacientes. Tanto López como Olalla destacaron que gracias a ambos mecanismos se está aprovechando “toda la información que ya figura en la historia clínica de los pacientes del SNS, explotando los datos para predecir eventos y poder llevar a cabo una atención más preventiva y proactiva”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments