Comparte esta noticia

De planes de genéricos y de biosimilares

DIARIOFARMA  |    12.06.2022 - 20:44

Artículo de opinión de José María López Alemany, director de Diariofarma.

Estamos inmersos en la campaña electoral de Andalucía. La Sanidad, como casi siempre, se ha convertido en objeto de ataque, pero no de debate. El pasado lunes los candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía mantuvieron un debate en el que, pese a que uno de los bloques estaba destinado, entre otras cuestiones, a la Sanidad, poco o más bien nada se habló de esta materia. Alguna mención concreta de pasada a las listas de espera o a la temida privatización. Poco más.

La Sanidad es, junto a la educación, la principal competencia de las comunidades autónomas. En el caso de Andalucía, los presupuestos de 2021 contemplaban una partida de más de 11.600 millones de euros, suponiendo un 32,5% del total del mismo. Y, pese a ello, nada se habló de los problemas de la Sanidad en Andalucía o de las propuestas de mejora de la calidad de la misma. Me parece, cuando poco, alucinante.

No es que el caso andaluz sea una excepción. La Sanidad no es algo que ocupe a los máximos dirigentes políticos del país. Tampoco tienen ni el más mínimo interés por conocerla. Y eso, a pesar de que estamos todavía con la pandemia de la covid-19 acechando y tras dos años y pico en los que nos hemos (o deberíamos haber) dado cuenta de la importancia que tiene la Sanidad, no solo para la salud, sino también para la economía y la vida social en general.

Al final, parece que la Sanidad es solo un arma política que arrojar a la cabeza del contrario y que las pocas ideas que se lanzan están más impregnadas de falta de conocimiento y partidismo que de evidencia. Espero que en algún momento consigamos que los líderes políticos, igual que hablan de economía, sean capaces de lanzar propuestas serias y concretas para mejorar no solo el Sistema Nacional de Salud, sino la sanidad en su conjunto.

Plan de genéricos y biosimilares

Si la semana comenzó con el debate andaluz, el final ha estado protagonizado por la excelente jornada sobre biosimilares organizada por Biosim. La asociación ha marcado un punto de inflexión en su estrategia y ha dejado claro que ya no hay debate en materia de seguridad, calidad y eficacia y hay que avanzar para dar pasos concretos en mejorar la penetración de estos medicamentos. La colaboración entre todos los agentes y la confianza, además de pensar a medio y largo plazo y no solo a corto se han mostrado como la clave para conseguirlo.

Más allá de las excelentes intervenciones que se produjeron en la jornada, el asunto que más me llamó la atención pasó casi desapercibido. Durante los últimos meses, si no años, hemos estado esperando a que el Consejo Interterritorial del SNS (CISNS) abordase y aprobase, en su caso, el Plan de acción para fomentar la utilización de medicamentos genéricos y biosimilares. Pues bien, parece ser que ya no habrá aprobación explícita del plan. La directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, explicó en la jornada de Biosim que las acciones a llevar a cabo por parte de las comunidades autónomas ya estaban empezando a ponerse en marcha, mientras que las partes que requerían de modificación legal se llevarán a efecto con la actualización de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos que está en marcha.

Esto querría decir que no es de esperar ni la citada aprobación por parte del CISNS, ni tan siquiera un nuevo documento que recoja y exponga la situación actual del plan. Cabe recordar que las últimas noticias al respecto llegaron justo ahora hace un año gracias a una cuestión planteada en materia de transparencia. A través de esta pregunta nos enteramos, por ejemplo, que Sanidad habría aceptado establecer un diferencial de precio de un año de los genéricos y biosimilares respecto de los originales, así como la definición y acuerdo de precios dinámicos en función del volumen de ventas de biosimilares. En ese escrito también conocimos que las farmacias de viabilidad económica comprometida (VEC), solo esas, estarían excluidas del clawbak y que la creación de conjuntos de precios de referencia en base a grupos ATC4 se formarían previo acuerdo de la Comisión Permanente de Farmacia.

Creo que esta cuestión es muy relevante, pero lamento que se reste debate en el sector respecto de las propuestas realizadas. A este respecto, cabe recordar que algunas comunidades autónomas consideran que el escenario en el que se inició el plan es muy diferente al actual y, en estas circunstancias, no lo apoyarían. Creo que sería una buena noticia que Sanidad actualizara el texto disponible en su web ya que está claro que tiene modificaciones muy relevantes ya asumidas y que no están incluidas en ese texto. En cualquier caso, la presentación de los primeros borradores de la Ley de Garantías debe estar próxima si se quiere cumplir con el Plan Anual Normativo y la actualización del Programa de Estabilidad.

Hablando de genéricos, también me gustaría abordar en esta columna la problemática que se ha presentado a partir de la propuesta de rebaja de precio que UXA Farma hizo sobre las presentaciones de furosemida. La compañía, que cuenta con solo un 0,4% de cuota de mercado, hizo una rebaja del 52% del precio de este medicamento. Desde algunos medios se ha vendido esta situación como una ‘buena noticia’, cuando el análisis habrá que hacerlo en el medio y largo plazo. En cualquier caso, mucho me temo que no mucho más allá de la vuelta del verano, cuando podría acabarse el stock disponible de la compañía, pueda sucederle algún problema de fabricación que deje sin medicamento a los pacientes. En ese momento, más allá de los problemas de salud que se pudieran producir, se sucederán los deslizamientos terapéuticos hacia otras moléculas más caras y, sin entrar en el impacto sobre plantas de producción españolas, veremos el balance neto de esos supuestos 15 millones de euros de ahorro.

En caso de que ocurra lo que es de prever, espero que la Administración tome medidas para protegerse de jugadores cortoplacistas que solo buscan un pelotazo puntual. Quien juegue a esa práctica debería enfrentarse a multas millonarias si deja desabastecido el mercado. En cualquier caso, también creo que la administración, preventivamente, debería haber rechazado una oferta de precio que en cualquier concurso sería tildada de temeraria.

Por último, querría dar la bienvenida a la decisión del Ministerio de Sanidad de ampliar el número de centros para la administración de medicamentos basados en terapias avanzadas. Con la decisión tomada se corrige un problema clave que afectada de manera importante a la equidad entre españoles. Algunos no tenían acceso a estos tratamientos como consecuencia de la lejanía a la que se encontraba el centro en el que podrían recibir su terapia. Más allá del criterio de demanda, era necesario atender el de equidad, cumpliendo unos mínimos de calidad que estoy más que seguro de que se cumplen en todos los casos.


José María López Alemany es director de Diariofarma.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
BoriPepe
BoriPepe
1 mes

Este Plan se paró hará un año por no haber verdadera voluntad política de sacarlo adelante. No entiendo muy bien que ahora se intente agitar de nuevo al fantasma. Yo desde luego no le voy a dar cancha, si este diario quiere hablar de un plan inexistente allá ellos.