Comparte esta noticia

COSMO-Spain constata la disminución de la preocupación por la pandemia en su última ronda

En​ el centro, Pilar Gayoso, subdirectora del Instituto y Pilar Aparicio, directora General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad. En lo extremos, de izquierda a derecha, las investigadoras que han desarrollado el estudio COSMO-Spain: María Falcón, investigadora de la Universidad de Murcia; María Romay, investigadora del Centro Nacional de Medicina tropical del ISCIII, y Carmen Rodríguez-Blázquez y María Joäo Forjaz, ​investigadoras del Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII, antes del inicio de la jornada. ​ ​

DIARIOFARMA  |    04.11.2022 - 12:09

El estudio COSMO-Spain​, que lleva realizándose desde mayo de 2020 estudiando los conocimientos y la percepción social de la pandemia, llega a su fin con una presentación de la última ronda en la que se constata, según sus datos, la disminución de la preocupación de los españoles en relación al Covid-19.

Coordinado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) e impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estudio ha permitido conocer cómo evolucionaban parámetros de percepción social como la adherencia a las recomendaciones, la opinión sobre las vacunas y la búsqueda de información, entre muchos otros.

El final del estudio, que coincide con la presentación de su ronda número 12, se acompaña de la celebración este viernes de un acto celebrado en el Salón Ernest Lluch del Campus de Chamartín del ISCIII, en Madrid. La jornada, que se puede seguir online desde el Canal de Youtube del ISCIII, sirve para hacer un análisis de los resultados globales del COSMO-Spain tras dos años y medio de trabajo. El acto cuenta con la participación de Pilar Gayoso, subdirectora del ISCIII; John Kinsman, del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC); Katrine Habersaat, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública en el Ministerio de Sanidad. Las investigadoras responsables del estudio -Maria João Forjaz, Carmen Rodríguez-Blazquez y María Romay Barja, del ISCIII, y María Falcón, de la Universidad de Murcia-, presentan los resultados de la ronda 12 y resumen las conclusiones generales del COSMO-Spain.

Los resultados de la última ronda, que analizan datos obtenidos a lo largo del mes de septiembre, reflejan una clara disminución de muchos de los indicadores estudiados: preocupación general por la pandemia, búsqueda de información sobre coronavirus, percepción de la evolución de la pandemia, adherencia a medidas preventivas, fatiga pandémica, porcentaje de la población que cree que un contagio derivaría en enfermedad muy grave… Todos estos indicadores descienden, en consonancia con la situación de la pandemia.

En esta ronda 12 del estudio se ha incorporado una nueva pregunta, relativa a la denominada Covid persistente. Ante la pregunta de si los participantes han observado problemas de salud tras haber superado la fase aguda de la infección por SARS-COV-2 durante al menos 2 meses, un 16% refiere tenerlos o haberlos tenido. Los síntomas reportados como más frecuentes son fatiga (52%), dolor de articulaciones o musculares (44%), dolor de cabeza (38%), tos (36%) e insomnio (33%).

También por primera vez se ha preguntado sobre los efectos que ha tenido la pandemia en la vida de las personas encuestadas, en comparación con la etapa antes de la pandemia. Aunque para la mayoría no hay apenas cambios, el 47% de los encuestados refiere un empeoramiento en su acceso a la atención sanitaria, el 33% un empeoramiento de su vida social, el 32% una peor salud mental, y el 28% una peor salud física. Los resultados completos de esta última ronda, junto con los de las anteriores, se pueden consultar en este enlace.

Resultados globales

La percepción de la ciudadanía sobre el coronavirus ha mostrado diversas tendencias acordes con el desarrollo de la pandemia. La preocupación por la enfermedad ha ido descendiendo desde la ronda 4 -realizada en enero de 2021-, coincidiendo con la campaña de vacunación, con varias subidas que coinciden con las distintas olas. Aunque con fluctuaciones según las olas sufridas, durante el último año se ha mantenido una mayor proporción de personas que pensaban que los peores momentos de la pandemia ya han pasado.

Destaca el descenso continuado en la percepción de gravedad de la enfermedad, que ha bajado progresivamente desde el 43% de personas que en verano de 2020 pensaban que, de contagiarse, su enfermedad sería 'muy grave', al 13% registrado en esta última ronda. Con respecto a la percepción del riesgo de contagio, se ha mantenido bastante estable durante los dos años; se produjo un descenso a lo largo de 2021, y un aumento durante 2022 -hasta niveles similares a los del inicio de la de la encuesta, cuando se salió del confinamiento-, año en el que está predominando la variante ómicron. Durante estos dos años, el porcentaje de personas que creía tener muchas posibilidades de contagiarse ha oscilado entre un 17 y un 33%.

Además, la alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, se ha mantenido alta durante toda la pandemia, y registra en esta última ronda niveles similares a las rondas anteriores. Aunque los niveles de conocimiento de la población sobre el coronavirus siguen descendiendo en relación a las rondas anteriores, continúan siendo bastante elevados.

También se ha confirmado, según evolucionaba la pandemia, un descenso progresivo de la adherencia a las medidas preventivas, una tendencia que puede relacionarse tanto con las directrices y recomendaciones de las autoridades sanitarias como con un relajamiento social según mejoraba la situación de la pandemia desde el inicio del 2022. Igualmente, la búsqueda de información sobre el coronavirus ha ido cayendo con el paso del tiempo, con porcentajes cada vez más altos de personas según avanzaba la pandemia que aseguraban no buscar información sobre el coronavirus.

La valoración de la idoneidad de las medidas tomadas por las autoridades sanitarias se ha mantenido bastante estable en los dos últimos años, con porcentajes en torno al 25-35% de aceptación alta y que, especialmente a lo largo del último año, han superado a las valoraciones que mostraban desacuerdo. Además, en esta ronda crece el porcentaje de personas encuestadas que está de acuerdo con que las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus fueron adecuadas, mientras que disminuyen las personas que están de acuerdo con que las decisiones tomadas hasta ahora en España fueron insuficientes.

Las vacunas han sido también protagonistas en el COSMO-Spain. En la pregunta sobre si, tras recomendación de las autoridades sanitarias, las personas encuestadas se pondrían una nueva dosis, el porcentaje ha descendido en esta última ronda, pero aún se mantiene en porcentajes elevados: a lo largo de este año, el porcentaje se ha mantenido por encima del 70%. De hecho, el 71% de los encuestados ha indicado que se la pondrían (73% en la ronda anterior). A la minoría que respondió que no se pondría otra dosis adicional, se le ha preguntado los motivos: el 44% afirma que es porque la vacuna puede tener riesgo para su salud (37% en la ronda anterior), y el 26% porque piensa que ya está suficientemente inmunizado/a. Con respecto a la posibilidad de, si lo recomiendan las autoridades, vacunar a los hijos menores de 12 años de las personas participantes, en las últimas cuatro rondas la respuesta positiva se ha mantenido por encima del 60%, con un porcentaje en la última ronda del 69% de respuestas positivas.

A lo largo de más de dos años, el estudio ha presentado 12 rondas, con información recogida entre julio de 2020 y septiembre de 2022. Cada ronda ha contado con cerca de mil encuestas, para un total de más de 12.000 personas encuestadas a lo largo de la pandemia. En ese tiempo, COSMO-Spain ha producido siete publicaciones científicas y varias comunicaciones a congresos. Las investigadoras responsables del trabajo, que ha contado con el apoyo de los ministerios de Ciencia e innovación y de Sanidad, han participado en reuniones mensuales con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), para compartir los resultados en España con los de otros países que han hecho estudios similares.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments