Comparte esta noticia

El sector plantea a Hernández sus peticiones para la Ley de Garantías

CARLOS ARGANDA  |    21.09.2022 - 22:10

Aprovechando su participación en la mesa sobre ‘Farmacia comunitaria: aportando valor a la cadena del medicamento’ que ha tenido lugar en el 22 Congreso Nacional Farmacéutico en Sevilla, los máximos representantes del sector han trasladado al director general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, César Hernández, sus principales prioridades en relación con la actualización de la Ley de Garantías que está en trámite.

El propio Hernández, que ya había confirmado que esta sería su prioridad número uno, ha señalado que la modificación de la Ley presenta una urgencia muy relevante ya que parte de los fondos europeos dependen de su actualización. Por ello, se ha comprometido a iniciar contactos con el sector lo antes posible, así como a lanzar un borrador de texto articulado también cuanto antes.

Aunque las asociaciones del sector han tenido oportunidad de trasladar al Ministerio de Sanidad su visión y sus propuestas, también han querido hacérselas llegar en este acto.

El presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, ha reclamado “hacer un esfuerzo” para hacer una ley “buena, que dure años y que piense en el paciente”. Además, ha reclamado que la norma refleje la necesidad de apostar por un tejido empresarial nacional y que apoye que los medicamentos esenciales y a las innovaciones incrementales, así como mejorar el acceso.

Por su parte, Encarna Cruz, directora general de Biosim, reclamó una ley “muy consensuada en la que todos nos veamos representados” y que “no se fije especialmente en el gasto sino en las necesidades de los pacientes”. En cuanto a los biosimilares, recordó que actualmente “no tienen ni definición”, por lo que abogó por abordarlos en la norma para “hacerlos atractivos a profesionales, pacientes y la propia industria”.

Por parte de Aeseg, su presidenta Mar Fábregas puso el acento en el estancamiento de la cuota de mercado de los genéricos y la escasa velocidad de introducción que se observa en los nuevos lanzamientos. Fábregas puso de manifiesto que gran parte de los genéricos tienen un precio inferior a 2,6 euros, lo que, a consecuencia de la inflación genera “un problema de tensión”. Igualmente, planteó que de acuerdo con un estudio de IQVIA, la prescripción por principio activo está estancada y gran parte de las mismas no derivan en una dispensación de genérico.

En representación de la distribución, la presidenta de Fedifar, Matilde Sánchez, puso el acento en la necesidad de diferenciación de la distribución de gama completa respecto del resto de agentes logísticos. Por ello, consideró que la nueva ley debería recoger su “derecho a ser suministrados” y que, en caso de desabastecimiento tengan “prioridad”. Además, planteó los problemas que puede generar que, en base a la normativa actual, un laboratorio sin capacidad sea el que marque los precios más bajos y menores de un conjunto homogéneo.

Alberto Bueno, presidente de Anefp, reclamó una mejor definición de los productos de autocuidado, así como fortalecer el papel que Anefp y su sello tienen en relación con la publicidad de medicamentos. Bueno también se mostró contrario al control de precios de los medicamentos no financiados ya que considera que “no debería haber intervención y deberían ser libres”.

Respuesta de César Hernández

Tras escuchar atentamente todas las demandas, el director general transmitió que en “varias de las cosas dichas” comparte el 100% y que, de forma general coincide con los diagnósticos realizados por los agentes del sector, por lo que considera posible “coincidir en las soluciones”.

Hernández transmitió su intención de lograr que la ley perdure y señaló su intención de alcanzar pactos con el sector ya que “siendo difícil, no parece imposible encontrar un terreno común”, aunque hay que encontrar la forma de “encajar unas propuestas con otras”, afirmó.

En cuanto a los principios generales de la ley, confirmó que uno de los objetivos sería simplificar el acceso y hacerlo más rápido manteniendo los principios de asegurar la sostenibilidad, así como lograr que España sea un país atractivo desde el punto de vista de la industria y la innovación.

Además, mostró su convencimiento de la necesidad de “recuperar algunos medicamentos abandonados” y buscar la manera de reconocer el valor a medicamentos antiguos, así como a aquellos que aporten pequeñas innovaciones.

Para los genéricos y biosimilares transmitió que se debe encontrar un entorno favorable “sin caer en monopolios y buscando un ambiente de competencia sana”, mientras que también señaló la necesidad de buscar cómo evitar la penalización determinados tipos de medicamentos o dispositivos.

“A todo esto se está dando vueltas con la reforma de la ley”, confirmó.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments